Buscar

Cargando...

Relatar el principio no puede ser tan complicado (Second 15)

Por el momento, miro la vida pasar

Mil veces buenas noches: Juliette, Sillicon Valley, adaptaciones televisivas y creatividad






Juliette Binoche acaba de cumplir 50 espléndidos años y en el culmen de su carrera tiene en la actualidad 5 películas pendientes de estreno en las salas de cine. En Mil veces buenas noches, de Erik Poppe, estrenada el pasado 8 de agosto, la actriz interpreta a una fotógrafa de guerra que se juega la vida a diario en la realización de su trabajo, que lucha por conciliar su vida profesional y personal, con marido e hijos incluidos, y me parece que no lo consigue. Pero entiendo en este personaje que hay algo mucho más fuerte que incluso el vínculo familiar: uno siempre tiene la necesidad de partir para denunciar injusticias; es la nostalgia del “afuera”, para vivir, para crecer interiormente. Uno necesita visitar otras latitudes para conocer mejor al ser humano y a sí mismo. Recuerdo cuando le dije a mi progenitora, recién terminada la carrera de Periodismo, que me iba a cubrir la guerra de Yugoslavia y ella decidió atarme a la pata de la mesa, bajo amenazas de “te desheredo“. Así que al final me fui a Estados Unidos de au-pair, era la crisis del 92, esto era un erial laboral y había que salir de España a como diera lugar. 

Juliette Binoche también protagoniza Nadie quiere la noche, la última película de Isabel Coixet, cuyo estreno está previsto para finales de 2014. La película narra la historia de dos mujeres. Una de ellas, rica y culta, viaja al polo Norte para reunirse con su marido. En este viaje le acompañará otra mujer, una humilde esquimal que resultará ser la amante de su marido. Pero ambas deberán unir sus fuerzas para poder sobrevivir a las duras condiciones del viaje. 

Leyendo la prensa en estos últimos días de verano, veo en el periódico algo superdivertido. Descubro al becario más joven de Facebook, Michael Sayman, hijo de hispanoamericanos que, con 17 años, ha revolucionado la AppStore. Aprendió a programar con 13 años viendo vídeos de Youtube y ahora disfruta de una beca de verano en la sede de Facebook en Sillicon Valley  y el mismo Mark Zucherberg le llama por su nombre. Pero lo que más me ha gustado de saber sobre este chico es que, habiendo conseguido algo tan sobresaliente, ser fichado por Facebook a tan temprana edad, narra que le contó a su hermana mayor su éxito profesional y que a la hermana le dio lo mismo, y como dice el propio Michael: “Todo es poco para esta chica”. La historia de Michael y su hermana tiene tantos paralelismos con la propia historia de Pessoa que no puedo evitar mencionarlo. Pessoa ya era considerado como un genio de la literatura, un escritor planetario, bueno, pues su hermana no le veía un genio, le veía “un tipo raro” con el que había que compartir la vivienda familiar. Tiene gracia que sea la familia la que menos se dé cuenta que convive con un genio, pero suele pasar. 

También me llama la atención que la serie española Los misterios de Laura haya conseguido su adaptación en la televisión norteamericana, con un presupuesto diez veces superior al producto español, y que se emitirá en prime time a partir del próximo 24 de septiembre. Me gusta esta serie porque presenta a una mujer sola como una mujer fuerte. A diferencia de la americana, la Laura española no usa armas, ya que nunca ha sentido la necesidad de usar la pistola que siempre lleva consigo.  La trama personal se mezcla con la profesional, y descubrimos que la intuición es su herramienta básica de trabajo. Laura es una madre soltera con dos hijos, con una vida personal caótica, a la que le resulta muy difícil, pero lo hace bien, conciliar lo privado con lo profesional: ya saben, lo perfecto no siempre es lo mejor. La actriz americana, Debra Messing, resulta ser mucho más activa que nuestra Laura patria, que es tranquila y contemplativa. Felicito a todo el equipo de Los Misterios de Laura por haber conseguido esta versión americana. Es casi un milagro que un mercado tan endogámico como el norteamericano importe una buena idea extranjera y más en el terreno de la televisión, donde los estadounidenses se han revelado como los grandes pioneros en revolucionar la ficción televisiva de la última década.



A todos los que les guste escribir o quieran saber algo más acerca de los misteriosos caminos de la creatividad, les recomiendo la deliciosa conferencia de Elizabeth Gilbert, la autora del giftseller Come, reza, ama, en la que expone una idea muy tranquilizadora para los artistas. Dice la escritora norteamericana que el Renacimiento supuso poner al hombre como centro de todas las cosas y que eso es mucha carga para un solo ser humano: ser el centro del Universo, la medida de todas las cosas. Gilbert explica que cuando uno entiende que en la creatividad uno nunca está solo, que todo ese torrente de ideas que llegan a la mente del escritor no provienen únicamente de él mismo, sino de una especial conexión del artista con el inconsciente colectivo,  pues uno se tranquiliza mucho, porque hay algo intangible, universal, que te está ayudando a crear. Ella llama a este inconsciente colectivo “el genio” y cuenta el caso de una poetisa a la que acudía la inspiración en medio de sus labores de campo, y entonces ella soltaba la azada y corría y corría a casa para poder escribir el poema rápidamente, porque si no, el poema se escapaba y buscaba otro poeta para ser escrito. Los autores creemos que todas nuestras ideas son originales, pero no, seguramente si tú estás mascando algo, hay otro escritor en el mundo que está mascando la misma idea y sí, el que golpea primero, golpea dos veces, así que, ponte a trabajar :)

Gracias. Os deseo a todos una feliz rentrée otoñal. Hasta pronto.






El 90%






Según las policías francesa y española el 90% de las prostitutas son obligadas, es decir, no deciden practicar el sexo libremente con los clientes. A mí es un dato que no se me ha escapado. Muchas coincidencias entre la opinión policíal de los dos países, y claro, da pie a extrapolar y pensar que en muchos países de Europa está pasando lo mismo. ¿Cómo que no estamos en un estado de emergencia nacional? ¿Cómo es posible que muchos medios de prensa escrita publiciten entonces la prostitución mediante su agenda de contactos? ¿Cómo ninguna fiscalía o asociación ha planteado denuncia contra estos medios por infringir los derechos humanos? La respuesta, como muchas veces, la tiene Stieg Larsson: “Las putas le gustan a todo el mundo, por eso nadie hace nada por ayudarlas, ni jueces, ni fiscales, ni políticos, nadie”. 

¿Por qué no este estremecedor titular no aparece en los telediarios? ¿Es que acaso los periodistas televisivos tienen menos criterio periodístico para elegir una noticia de tal magnitud? No, simplemente callan porque los clientes de las putas están en todas partes, también en los comités de redacción. ¿Por qué no llegar de forma masiva y televisiva a los ciudadanos de bien y decirles la verdad, que un 90% de prostitutas son esclavizadas y víctimas de trata? Si estamos tolerando esto, es más, si estamos tolerando que la trata de blancas incremente nuestro PIB, algo anda profundamente equivocado. El que se acuesta con una víctima de trata está cometiendo una violación. 

En Francia se plantea penalizar a los clientes y titula muy bien El País: "No toques al cliente de la puta". El Senado de nuestro país vecino se pronuncia en contra de esta penalización a los clientes, y qué contentos están por ello “Los 343 cabrones“, que así se llaman a sí mismos, escritores, intelectuales de diversa ralea y dicen claramente: “No metan las manos en sus culos“ (de las prostitutas). Claro, saltan todas las alarmas en cuanto se plantea penalizar al cliente. 

Porque aquí no te puedes fiar de las estadísticas personales. Yo le he preguntado a todos los hombres que he conocido durante toda mi vida (un divertimento como otro cualquiera) que si han ido a las putas. Y todos dicen que no. Debe ser un pacto de silencio entre hombres, como los de la mafia, y entonces me pregunto: Si nadie va, ¿cómo es uno de los negocios más florecientes en España?

Y los varones de ley, que los hay, que no son clientes, simplemente callan, miran hacia otro lado, pero entonces se convierten en cómplices in absentia, pero estoy segura que también se sienten profundamente avergonzados. 

En la película Hechizo de Luna, que supuso ver la bellísima historia de amor entre los personajes interpretados por Cher y Nicholas Cage, hay una maravillosa escena, “El reflejo de la luna en un Martini“. Esto es lo que le decía la actriz griega, Olympia Dukakis, a un profesor universitario acostumbrado a ir con mujeres mucho más jóvenes que él, sus propias alumnas. En el restaurante, él no sabe tratar a una chica que se ha ligado, y la chica se despide de él, quizás para siempre, tirándole la bebida en la cara y en la camisa. Entonces, el personaje interpretado por Olympia le invita a cenar con ella. Ella le dice al profesor rechazado que los hombres le tienen miedo a la muerte y por eso buscan chicas más jóvenes, para sentirse rejuvenecidos, pero que eso no les hará escapar de la vejez y la muerte, por mucho que peleen por ello. Y yo añado: Como mucho pueden conseguir una buena enfermera, que las hay muy dispuestas. 



Empezamos la semana con los exabruptos del alcalde de Valladolid, que encima me entero que es ginecólogo de formación.  Con razón las mujeres tenemos pánico de acudir a las revisiones de estos médicos especialistas. Dice que le da reparo meterse con una chica en el ascensor, por si ésta finge una agresión. A mí sí que me daría reparo meterme con un tío tan feo, por fuera y por dentro, en el ascensor; ya bastante pequeño es el cubículo en sí, como para tener que soportar toda esa energía negativa. Y es ésta una tendencia de los misóginos, también Tony Cantó está en el ajo, de decir que las mujeres fingen y todo son denuncias falsas. Ha rectificado sus palabras este súper alcalde, pero queda el regustor: Calumnia, que algo queda.

Oiga, señor alcalde, le diré lo que hace una mujer joven a las 6 de la mañana por la calle, sola, ir al 24 horas, y a usted eso no le importa. Además su tono es muy insultante, o sea, si soy una mujer vieja que va por la calle a las 6 de la mañana, entonces, no hay problema,  ¿no? Cuando está demostrado que las mujeres son violadas a todas las edades. 

Estamos a tiempo de crear una sociedad más justa para las mujeres. Ah, y aviso a todos los hombres y mujeres “de izquierda”, si estáis dejando atrás los derechos de las mujeres en cada revolución, vuestra lucha es baldía y sin sentido. 

Un saludo, gracias. 




Qué. Al fin te lo han contado, ¿no?

Robin Wright y la carrera profesional de las mujeres




Quiero ver la película Violette, de Martin Provost. Narra la historia de la escritora Violette Leduc, atormentada por su propia fealdad, y su amistad con Simone de Beauvoir, que siempre la admiró y la apoyó por su gran talento. Ya se me presenta la disyuntiva de llevar a mi hija a ver algunas películas “de mayores”.  A ver si cuelo a la niña, que ya tiene 11 años, y si me ponen algún problema, le puedo decir al taquillero: “Oiga, mi padre me llevó a ver 2001, Odisea del espacio, a los 9 años, ¿Cree usted que entendí algo? Pues no. ¿Y? No entender algo no es óbice para poder disfrutar de una obra de arte”.

Me quedo fascinada también con la película El Congreso, de Ari Folman, que me parece todo un experimento, donde Robin Wright, absoluta protagonista del filme, es aparrafada por Harvey Keitel : “Lo tuviste todo, Robin. Eras una reina del cine a los 24 años. Los grandes estudios se arrastraban. Cerraste todas las puertas abiertas, pisoteaste todos los sueños”. “¿Puedo volver al lugar en el que estaba antes?”. “No existe el lugar donde estabas antes.”

Porque Robin abandonó la industria del cine para criar a sus hijos. ¿Resultado? Es inevitable que haya una parte de arrepentimiento. La considero una magnífica actriz, y espero que llegue a tiempo de recuperar lo perdido y hacer grandes papeles en el cine. Robin me recuerda al caso de Melanie Griffith, me hace reflexionar sobre lo que significa envejecer para una mujer, y no sólo en el cine. Después de haber protagonizado varios de los planos más fascinantes del cine, la actriz estadounidense lo abandona todo porque no quiere rebajar su caché. 

Pero yo pienso: “Dejarlo todo por un hombre. Habrase visto“. Ni que estuviéramos en el siglo XIX y fuéramos Charlotte Brontë dejando de escribir porque su marido así se lo exigía. La escritora británica, la autora de Jane Eyre, murió de pena, dos años después de su boda, así que, aprendamos la lección. 

En la película El Congreso, el personaje de Harvey Keitel le dice a Robin: Tu hijo Aaron es tu excusa para no trabajar. Y extraigo de esto que como madre siempre tienes que lidiar con un sentimiento doloroso de dualidad, de contradicción. Como decía una actriz en Buscando a Debra Winger, un fabuloso documental de Rossanna Arquette, de 2002, que desgraciadamente no ha perdido su vigencia. Esta actriz decía: “Te sientes culpable cuando estás trabajando porque no estás con tus hijos, y te sientes culpable cuando estás con ellos porque no estás trabajando y cuidando de ti misma”. 

Y constatando la poca presencia de las mujeres en las áreas de poder de los diversos sectores de la sociedad, no sólo en los sectores artísticos, leo el artículo La desigualdad pone en peligro el sueño americano, y entiendo muchas cosas. 

Thomas Piketty ha triunfado en los Usa con su libro “Capital en el siglo XXI”, donde el autor asegura que volvemos a las desigualdades del siglo XIX, y esto afecta especialmente a las mujeres, tradicionalmente uno de los sectores más débiles del mundo actual. Dicen de este autor que con su libro ha captado el Zeitgeist, el espíritu de la época. Según Piketty, son los herederos de las grandes fortunas los que actualmente manejan los hilos del mundo actual, o sea, el dinero es el que manda. Pues algo parecido pasa en España: los hombres transfieren su fortuna a sus herederos varones desde tiempos inmemoriables y nos dejan a las mujeres al margen del mundo financiero y el de los negocios. A no ser que seas hija de alguien. Así que va a tener razón Pablo Iglesias diciendo que aquí quien manda es el Partido de Wall Street. Y en España es una obviedad que mandan los ricos de toda la vida, los que sus abuelos ya eran ricos. Son los actuales caciques de partidos, medios de comunicación, Gobierno y Monarquía, instituciones convertidas en rehenes de los bancos. Y muchos de estos caciques tienen poco mérito personal, pero son los que manejan el cotarro (por ahora). 

Thelma y Louise, película de culto que indagó magníficamente sobre lo que significa ser mujer en esta época, se estrenó en 1992. Yo la vi de estreno en España y más tarde, en 1994, en Boston, en un albergue juvenil. En Boston sólo vi una escenas, porque mis amigas y yo salíamos dispuestas a conocer la ciudad, pero la imagen fue embriagante: un grupo joven de mujeres y hombres deleitándose con el mensaje que quería transmitir Ridley Scott, lo difícil que le suele resultar a las mujeres ser realmente libres, una necesidad mucho más acuciante que ser las más guapas del photocall. 

Callie Khouri, la guionista, dijo que escribió el guión de Thelma y Louise porque sentía que como mujer, no tenía un lugar propio en el mundo. Y que si no puedes responder a una agresión física, pues entonces este lugar es aún más difícil de encontrar. Pero yo a veces pienso que simplemente las mujeres nos sentimos agredidas porque nos quitan el pan de la boca. Basta con conocer el dato de que el 98% de la riqueza mundial pertenece a los varones, realidad que fuerza a las mujeres a casarse, a abandonar toda esperanza de progresar y estudiar, y esto pasa en todas las civilizaciones, porque hay que sobrevivir.  

Le deseo a Robin Wright y a Melanie Griffith una madurez espléndida y que realicen los sueños que abandonaron durante tanto tiempo. Y que aprendamos todas de ellas: nunca lo dejes todo por un hombre. Se aburren y se van. Aunque peor son los que se aburren y se quedan ;)

Gracias, un saludo a todos!!!

Enlaces a vídeos:

Violette, de Martin Provost

El Congreso, de Ari Folman

Buscando a Debra Winger





Podemos y queremos





Voté a Podemos en las pasadas elecciones europeas y creo que los simpatizantes no deberíamos parar hasta que Pablo Iglesias sea considerado hombre del año en la revista Times con un editorial que dijera más o menos: En Europa triunfa la derecha fascista pero NO en España. A visualizar, señores, y a actuar. 

Ése debe ser nuestro objetivo, la revolución silenciosa, la del voto. Hagamos como Islandia y metamos a los culpables en la cárcel, que es adonde deben ir los corruptos y los estafadores que tanto daño han hecho a centenares de miles de personas decentes en este país. ¿Dónde está el dinero captado en los tiempos de la burbuja? Saqueado a los ciudadanos y depositado en paraísos fiscales. ¿Quién ha vivido por encima de sus posibilidades, los banqueros con sus malas prácticas o nosotros?

A la semana de las elecciones europeas, abdica el Rey. Como dijo Jordi Évole “Ya no saben qué hacer para que dejemos de hablar de Podemos”, y es un intento desesperado de los poderes fácticos y económicos para conservar y afianzar su poder frente a un millón y medio de votantes que han dicho “Basta”. 

Nos hemos convertido en una sociedad maltratada que se rinde, que llega a creer como le dice el poder que se merece los recortes, los desahucios, por haber vivido por encima de sus posibilidades en aquellos tiempos en que los bancos concedían todos los créditos alegremente, siendo muchos de ellos auténticas estafas. Los mismos bancos que estamos manteniendo con nuestros impuestos son los que nos desahucian. 

Al igual que la mujer maltratada, la sociedad maltratada permite que el verdugo, el poder, la inmovilice, la anule como persona, como ciudadano. Porque el poder le ha convencido que todo es su culpa, y eso es una gran mentira que todos tenemos que detectar y anular. Nadie que haya trabajado honradamente toda su vida se merece tener que pasar hambre o graves dificultades por tener que estar manteniendo a hijos y a nietos que no encuentran trabajo. Hambre compartida, menudo lujo al que hemos llegado, y no precisamente por nuestros propios méritos.  

Señores: La realidad es permeable, algo que podemos manejar y cambiar, no es algo que nos venga impuesto por imposición divina y que nos tengamos que resignar. No es necesario ni que se mueva del sillón, sí, usted, vago irredento, pero vaya el día de las elecciones generales y vote. No se adormezca. No es necesario que salga a las calles, pero deposite su voto consciente en la urna. 

Ya sabemos que los eurodiputados de Podemos se han bajado el sueldo de 8.000 a 1.920 euros. Claro, esto a mucha gente le podría sentar mal. El sistema está tan podrido, tan corrompido, que mucha gente piensa que “esto no tiene solución, pues yo quiero ganar lo mismo y robar lo mismo que éstos“. Pues estamos a tiempo de crear algo mucho más moral, una redistribución equitativa de la riqueza, donde haya una renta mínima, donde todos cobren dos mil euros, porque así, se puede vivir, con mil euros, no.  ¿Es que usted no sería más feliz sabiendo que siendo justamente pagado otros también lo pueden ser? ¿Acaso es usted feliz yendo al Mercadona y gastando 300 euros en comida y viendo, día tras día, que hay multitud de gente que ya no hace una compra, sino que compra pan y chorizo para comer ese día y mañana ya veremos? ¿Cuánto necesita usted para vivir? Vivimos en un sistema corrupto que nos ha metido en la cabeza que para ser feliz hay que tener cosas, un coche ideal, una tele de plasma. Está usted muy equivocado, la felicidad no la dan las cosas, sino la gente que está en su vida. 

No haga como el cuerdo del cuento oriental donde todos estaban locos porque habían bebido agua del mismo pozo, y al final, el cuerdo, para que no le maten, decide beber agua del pozo y volverse loco también. No decidas ser corrupto porque otros lo sean, no decidas que eso gobierne tu vida. 

La derecha se rasga las vestiduras y acusa a Podemos de ser comunistas, de estar financiados por Venezuela y varias barbaridades más. Estamos oyendo cosas alucinantes, cuando lo único que se pretende es la justicia social, y que dejen de gobernar contra nosotros. Echar a la casta que vive de los bancos, de la que Felipe González se siente tan orgulloso de pertenecer. Casta asentada desde 1979, que nos ha robado la democracia: gente que le da igual el destino cruel de muchos de sus conciudadanos, y cuyo paso por el gobierno les asegura un puesto privilegiado en una compañía energética o similar. 

No tengan miedo los votantes. Miedo da la situación actual, secuestrados por Europa y los mercados. Estamos viviendo el auténtico rapto de Europa, ésa que creíamos nos traería bienestar económico y moral, y por ahora, no nos ha traído ninguna de las dos cosas. 



Brindo por la victoria final, porque España sea un ejemplo para el mundo, donde los ciudadanos rescaten su vida y su futuro. Si alguien no lo ha visto, les paso el enlace de la estupenda parodia que Joaquín Reyes hizo del líder de Podemos, Pablo Iglesias: “Esto no es una mirada, esto es un faro que ilumina al proletariado hacia la libertad”. 

El lunes 26 de mayo, al día siguiente de las elecciones,  fue como si quitaran la sombra que nos tapaba el sol, como si nos quitaran una neblina de los ojos que nos impedía ver correctamente. La tortilla puede darse la vuelta en cualquier momento, es nuestra decisión si vamos a colaborar con el cambio o no. 

No tengo más patria que la gente. 

Quiero que sepan los de Podemos que no están solos.  Sabemos que el enemigo es poderoso: banca corrupta, mafias políticas que se matan entre ellos (pero así). Y no nos merecemos una sociedad enferma, no tiene sentido, pudiendo hacer las cosas bien. 

Por cierto, Podemos busca talentos para desarrollar su proyecto democrático. Pulsa aquí si quieres participar. 

Gracias, hasta pronto!!







Changes

Adiós, Marzo, Adiós

Termina el mes dedicado a Marte, dios de la guerra. Un mes definido por los antiguos como “muy activo”. O sea, pasan muchas cosas, incluso algunas de ellas muy positivas, pero hay que dejarse el resuello y bien dejado para poder solucionarlo todo. Con qué ganas voy a arrancar esta noche la hoja del calendario. Ya lo decía William Shakespeare en su obra Julio César de 1599 : ¡Cuídate de los Idus de marzo!

Pero en este mes agitado que hoy finaliza he realizado también un delicioso descubrimiento llamado Greta Gerwig, actriz y guionista californiana, musa indie, a la que ya conocía levemente pero aún no podía ponerle nombre. Así pues, Gerwig pasa a ocupar un lugar estelar en mi universo de mujeres auténticas y divertidas, compartiendo honores con Ellen DeGeneres o la cómica Tina Fey: Me encantan las chicas que tienen aspecto de no interesarse por las propiedades de una crema cosmética.

Son mujeres, artistas, que te reconcilian con lo femenino: viéndolas trabajar a ellas te das cuenta que la libertad en el propio trabajo de una es posible, no dejando que ni dios, Hollywood en su caso, o modas editoriales, en el mío, te marquen el ritmo creativo.

Gerwig participó como protagonista absoluta en el vídeo Afterlife de Arcade Fire.  Qué subidón tuvo que ser para la actriz rodar esa pequeña obra de arte musical en estricto directo en los Youtube Music Awards y dirigida por Spike Jonze. ¿Qué hacer si rompes con tu chico? ¡Ponte a bailar! Y ella termina bailando frente a un público entregado con un grupo de niñas tan deliciosamente salvajes como ella, en una especie de éxtasis colectivo, que la conforta de la pérdida de los primeros fotogramas.

El próximo 4 de abril llega la esperada Frances Ha, con guión de la propia Greta Gerwig, y donde interpreta a una de las dos amigas protagonistas.  Dicen de la actriz americana que es tan rara que Hollywood no sabe qué hacer con ella, porque no encaja en ningún estereotipo. Pues espero que no encaje nunca, y que sea el cine el que tenga que expandir sus propios límites para darle cabida a ella. Me da la sensación que es una mujer simplemente libre.

Frances Ha es una película romántica y hermosa sobre la amistad femenina, un film sobre sueños artísticos y profesionales, y donde no aparece ningún galán, porque dice Greta que ella no se regodea en las miserias sentimentales de los personajes femeninos, tan habituales en el cine de hoy en día. Que, simplemente, no piensa en ello.

Paseo por Facebook y leo esto: ¿A qué te dedicas? Básicamente, respiro. No da mucha ganancia, pero da para vivir. Y hay un momento en el trailer de Frances Ha en el que al personaje de Greta le preguntan si su trabajo es complicado, y ella responde que simplemente no lo hace (el trabajo). Esa frase me lleva a acordarme de  una amiga francesa del grupo de amigos de Nueva York que no trabajaba, y producía estupor donde quiera que fuese. Todo el mundo le preguntaba: ¿Qué haces con tu vida?, y ella decía: Nada. Claro, sorpresa brutal, ¿cómo, no haces nada para sobrevivir en una ciudad tan dura como Nueva York? ¿Donde todos curramos como locos para poder comer? Al final, si rascabas un poco, ella te contaba su historia: había trabajado duramente en Francia durante dos años, para ahorrarlo todo y regalarse un año sabático en  la Gran Manzana. Así que Françoise producía envidia y admiración: qué mejor ciudad para tener algunos dólares en el bolsillo y dedicarte simplemente a vivir, a disfrutar de una de las ciudades más increíbles del mundo.

Os dejo con el estupendo vídeo de Arcade Fire y con el trailer de Frances Ha. Que lo disfrutéis.

Feliz mes de abril. ¡Hasta pronto!!!


Love Is Strong


Love is Strong, Rolling Stones
Related Posts with Thumbnails