Buscar

El frío te lo tengo que cobrar

Botellas de cerveza fría

Esta frase se me quedó grabada una vez que fui a comprar cervezas, cervezas que los amigos esperaban impacientemente para comenzar la fiesta. La pequeña tienda estaba en una de las calles principales del pueblo. El caso es que compré un pack de seis botellas y la marca cervezera me regalaba una más. Y entonces fue cuando el hombre muy cariñosamente me explicó que la marca me regalaba una cerveza pero el frío de la nevera lo ponía él y ese frío valía treinta céntimos.

Me sorprendí al ver que el frío era tan cuantificable, y pensé que al tío no se le hubiera ocurrido calcular el gasto eléctrico de su nevera y dividirlo por el total de botellas situadas en su interior, para así pedir un precio exacto sobre el frío que gastaba cada botella. Pensé que esos treinta céntimos eran totalmente arbitrarios pero la situación me hizo mucha gracia, y concluí que hay gente que atiende su economía hasta el más mínimo detalle.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails