Buscar

La lucha del ama de casa contra el envase






Me he rendido. No he podido abrir el sofisticado tapón del desastacador de tuberías, que aunque no necesitaba plenamente, sí me apetecía limpiar a fondo la tubería de mi fregadero. Y eso, que yo me rinda ante un envase, no es usual en mí, que presumo de abrir todo, exagerando un poco hasta con los dientes, pero esto me ha parecido demasiado tóxico hasta para abrir con un cuchillo.

"La lucha del ama contra el envase" es una frase que no es mía, sino de una excelente amiga, que describe muy bien lo perplejos que nos podemos quedar los seres humanos cuando una barrera mecánica, muchas veces ilustrado con el letrerillo ése de abre-fácil, que parece que a los fabricantes les va cantidad el tema del sarcasmo, nos impide llegar hasta el producto deseado.

Esto de los envases es toda una industria y en la Comunidad Valenciana hay un instituto tecnológico dedicado sólo a eso, a investigar sobre el envase.

En eso no coincido con Maitena, viñetista genial por otra parte, que en una de sus tiras cómicas aseguraba que los envases se abrían sencillamente siguiendo las instrucciones del fabricante. Yo he utilizado todo tipo de instrumentos para abrir el envase no siguiendo las reglas escritas en él: tijeras, cuchillos y los botellines de coca-cola estampando la chapa sobre el borde de la encimera de la cocina.
Seguiremos hablando de otros temas...

Related Posts with Thumbnails