Buscar

Viaje a Andalucía

He estado el pasado fin de semana en casa de unos amigos cineastas, y me siento como si hubiera crecido dos palmos por dentro, porque tuvimos hermosísimas conversaciones sobre lo divino y lo humano, pero sobre todo hablamos de arte y creatividad. Me he venido cargada de ideas y de algunas sugerencias para realizar nuevos relatos.

Mi amiga me habló de sus nuevos proyectos, sobre el guión que está escribiendo y me gustó mucho todo lo que me dijo.


En la conversación recordamos al que prácticamente se ha convertido en nuestro mentor artístico, Ray Bradbury, que en su libro Zen sobre el arte de escribir, asegura que tienes que escribir sobre lo que te duele, lo que te conmueve, sobre lo que amas profundamente. Mi amiga apuntaba inteligentemente que las mejores ideas vienen a uno desterrando tabúes, deshibiéndote, atreviéndote a buscarte, a explicarte a ti mismo de un modo u otro.

Hablamos de Oscar Wilde, y de su brillantez como escritor y autor teatral, y de cómo una triste relación amorosa le llevó a la cárcel y acabó con su vida para siempre, porque ya no se recuperó del acoso y el desprecio de una sociedad opresiva como lo era la sociedad inglesa en su momento. Mr Wilde era genial en el sentido que pregunta que le hacían los periodistas pregunta que contestaba con perlas tipo "Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo". Era brillante, aunque algo misógino, pero en eso no se diferenciaba demasiado de sus contemporáneos.









Uno de los días que estuve allí tuve la suerte de acudir a una barbacoa con compañeros de profesión. Me encantó porque una de las asistentes cantó la canción de Janis Joplin, "Me and Bobby Mcgee" y el marido de mi amiga se arrancó con el "Volver" de Carlos Gardel, y lo cantó maravillosamente.


Hablamos también de las "pepitas de oro", esos momentos brillantes y geniales que proporciona a veces la realidad, y que luego resulta que funcionan muy bien en la redacción de un guión u otro tipo de obra literaria.

Me he traído de Andalucía un programa de edición de vídeo, para poder editar mis propias piezas, la banda sonora de Orfeo Negro y un montón de efectos sonoros de Sony que me encantaría poder utilizar en un pequeño programa de radio que estoy pensando, ahora que acabo de hacer mis primeras incursiones en el podcasting.
Estar con los amigos y hablar de cosas interesantes es uno de los mayores placeres de la vida, y desde luego que la amistad es un gran valor, sin la cual la vida sería menos enriquecedora. Así que...sigamos con la conversación:D y gracias.
Un saludo




Tags: ,,

1 comentarios:

Anónimo

Envidiable ese viaje tan jugoso a Andalucía, con esos amigos tan admirables.
Me gusta esa idea de colgar la música de "Orfeo negro". Estoy deseando escucharla de nuevo. ¿La podré copiar?
Con toda mi admiración para ti y tus amigos.
Olga.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails