Buscar

Gabriel

Hoy ha venido Gabriel, el director de cine. Y realmente me ha encantado. Igual hasta me quito de soltera, pero es tan majo que seguro que tiene novia (o peor, esposa e hijos). Desde que se fue Gabriel, Marga me está persiguiendo por la casa muerta de risa diciéndome: te has enamoradooooooooo…pero hay que ver las tonterías que dices, es muy interesante, sí. Y total casi no hemos podido ni hablar.

Cuando realicé mi tesis de doctorado sobre el tratamiento del cine por parte del periodismo, no imaginé que mis conocimientos me iban a servir para tanto. Es una casualidad que Marga se dedique al cine. Y ha sido una casualidad estupenda que Gabriel sepa tanto sobre cine.

Pero qué. Estábamos hablando de la última de Medem y Marga no hacía más que interrumpir contando el entierro de su abuela, donde apareció su prima más amantísima vestida con flores rojas y peineta, y todo el mundo pensó que es que si estaba allí para celebrar la defunción en vez de para ofrecer sus condolencias. Encima, Silvia la jaleaba, más, cuenta más, muerta de risa. No, si además estábamos de fiestas en el pueblo y teníamos una charanga circundando el cementerio…que no veas.

Mientras tanto Gabriel y yo intentábamos hablar del cine Dogma y también de nuevas tecnologías. Que a él le gustaba currarse los guiones, dibujarse el story-board y planificarse todo el rodaje, que lo del cine Dogma está muy bien, pero que él siempre se ha vuelto loco con la artificiosidad y con intentar emplear todos los trucos del cine para aprender. Coincidí con él plenamente.

Total, que se ha ido, y yo deambulo sola, por los pasillos, pensando.

Pensé que él se podría haber dejado algo y yo entonces tendría la oportunidad de poder ir a devolvérselo. Como si hubiera tenido una mágica intuición, encontré la servilleta en que me había escrito el esquema de personajes del guión que se llevaba entre manos. Le di un besico a la servilleta y me fui a dormir.

Lucía Scoop

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails