Buscar

Al otro lado del espejo





Me estoy leyendo el libro del prestigioso escritor Román Gubern Máscaras de la ficción”, que analiza una selección de mitos literarios y sus sucesivas representaciones cinematográficas, mostrándonos en él cómo generalmente los escritores reflejan a través de los mitos las creencias y los anhelos de una época determinada. Así, a través de este libro, podemos entender qué sustrato psicológico o sociológico existe detrás de figuras como Supermán, Flash Gordon o la mismísima Carmen de Bizet.
espejo y escalera


El siglo XIX (una de mis pasiones) fue un siglo revolucionario en muchos sentidos: avances técnicos y científicos, avances sociales, avances literarios (las mujeres comenzaron a poder publicar sus obras con su propio nombre). Así que no es de extrañar que en este siglo surgieran los grandes precursores de la ciencia-ficción: las novelas góticas de Poe, por ejemplo o H.G. Wells y Julio Verne, que se acercaron a la ciencia-ficción desde un tono mucho más realista, convirtiendo sus ensoñaciones en algo casi verídico, lo que convertía sus textos en algo mucho más impactante para el lector.

Gracias al libro descubro que tanto Stevenson como Mary Shelley soñaron sus respectivas obras (“El extraño caso del Doctor Jekyll and Mister Hyde” y “Frankenstein”) y que las escribieron febrilmente en tan solo tres días.

Alice in Wonderland
Siempre me ha fascinado la historia de Alicia, de Lewis Carroll, y sobre todo su segunda incursión en las aventuras de la niña con “A través del espejo y lo que Alicia encontro allí”. El espejo ha ocupado siempre un importante papel en la literatura, porque al igual que el retrato de Dorian Gray, representa nuestra dualidad, lo ambigüo que habita en nosotros; es como un armario fantástico en el que si abres la puerta te puedes sumergir en un desbaratado mundo de sueños, donde todo es al revés, sueños que por su realismo evocan la existencia de mundos paralelos.

El espejo es muy importante por ejemplo en Blancanieves, donde el espejo de la madrastra muestra en realidad el reflejo monstruoso del malvado corazón de una reina que perece por la envidia que la consume. En la Bella y la Bestia, Bella ve en un espejo que le regala la Bestia los intentos desesperados de su padre por encontrarla.

Dice la leyenda que si en la noche de San Juan te miras en el espejo, a medianoche, detrás de ti aparece la imagen del que será tu futuro marido. Yo, por si acaso, nunca lo he probado, no sea que me muera del susto, je, je.

Un saludo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails