Buscar

No mas cómplices y...perplejidad






Hoy es un día extraño, duro, los habitantes de este país nos vamos otra vez a votar mañana con el corazón en un puño, después de que la violencia terrorista nos haya golpeado otra vez a las puertas de unas elecciones. Pero tambien hoy es el Día mundial de la Mujer Trabajadora y leo en El País una noticia que me desconcierta: que el feminismo se abre a los hombres (¿...?). Lo cual me deja ciertamente perpleja porque yo creo que nunca se cerró ninguna puerta. Hay cantidad de asociaciones de hombres por la igualdad en España que no encuentran un reflejo adecuado en los medios de comunicación; yo me enteré de estas asociaciones por Internet y desde aquí les aplaudo. Lo que hay que hacerles es más visibles. Aún así, eso de que el feminismo se abra a los hombres ahora en 2008...entonces, ¿qué he estado haciendo yo todos estos años con la puerta siempre abierta?

Estando las cosas como están, la opinión de un hombre puntúa dos veces, así que a mover el mundo. Cada vez que un hombre ha salido en defensa de las mujeres ha hecho mucho más que varias mujeres desgañitándose. Triste, pero cierto. Aún así, no es fácil para muchos hombres, pero no por ello menos excusable, tomar parte activa a la hora de defender a las mujeres.


¿Que fue del sociólogo Joseph Vicent Marquès que defendia a las mujeres a capa y a espada y alcanzó una alta popularidad en radio y televisión? ¿Que fue de la propuesta de Bono sobre publicar listas de maltratadores y a mí este hombre me procuró un soplo de esperanza,( el proponer acabar con la invisibilidad y honorabilidad de los asesinos) aunque todo acabó en un debate estéril? ¿Dónde estan los hombres que nos defienden?


¿Qué mensaje subliminal (o no tanto) reciben las mujeres cuando escuchamos sentencias injustas, o cuando la publicidad nos presenta como idiotas limpiabaños?. El mensaje se parece mucho a algo así como "no te atrevas a cambiar el orden establecido". Paradójicamente la Administración pública dice alegremente a las mujeres “denuncia, denuncia”, cuando la mujer sabe que no hay un tejido social y jurídico con garantías para proteger su seguridad, ya que el reguero cotidiano de asesinatos así lo atestigua. A los maltratadores se les ve venir así que es imperdonable no hacer algo al respecto desde la primera bofetada. Parece triste comprobar que la violencia machista no tiene rehabilitación, o es muy difícil, esa fijación con la victima (u otras) parece no tener arreglo. Así que siendo previsible la escalada en su particular espiral de violencia, hay que actuar desde el primer momento.


Los hombres indignados con la situación de violencia contra las mujeres estan ahí, son muchos, pero hay un letargo generalizado no exclusivo de los hombres, porque tambien muchas han caído en el error de creer que esto no se puede cambiar. En fin, hace tiempo una ministra ya lo dijo: las mujeres ya nos hemos desgañitado clamando contra la injusticia, ahora les toca a los hombres. Y ellos se implican, privadamente. Es de ley que ellas clamen ahora porque ellos se sumen a la esfera pública en estos temas.

La gente tiene una memoria histórica muy débil a corto plazo y a mí por ejemplo un partido que no expulsa a uno de sus miembros condenado por los tribunales, pues es un partido que no merece mi respeto.En el caso de acoso sexual y laboral contra Nevenka Fernández, con el acosador condenado judicialmente, pues todo lo contrario, ni lo expulsan ni nada, el tío sigue teniendo tantos amigos como siempre en su ciudad, Ponferrada, y en su partido y la mala y la rara es ella, que todo sea dicho de paso, vive en el exilio europeo. El caso de Nevenka Fernández inspiró el excelente libro de Juan José Millás “Hay algo que no es como me dicen. El caso de Nevenka Fernández contra la realidad". Léanlo si quieren saber lo que es la angustia.



Hoy es un día extraño...aún así, feliz Dia de la Mujer Trabajadora, feliz día de reflexión.


Buenas noches y buena suerte.

4 comentarios:

Anónimo

Estupendo comentario de la situación.
Olga

Carmen M

Gracias, Olga. Un beso.

Esperanza

Este post es magnífico. Desde luego que hay hombres que defienden a las mujeres (sino,¿qué serían?), pero hacen falta más. Saramago dijo que el problema empezará a solucionarse cuando los hombres, en vez de las mujeres, llenen las calles manifestándose contra la violencia hacia la mujer.
Deseo pensar que cada vez falta menos para que ese día llegue. Mientras tanto, voces como la tuya empujan en esa dirección.
Caronte.

Carmen M

Gracias, Caronte, por tus palabras. Si, esa es la direccion correcta, ellos se tienen que implicar mas. Solo asi la sociedad escuchara de verdad el mensaje. Hasta pronto.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails