Buscar

Primero de mayo





la casa de Marga

Hoy, 1 de mayo, por primera vez en mi vida no trabajo el Día del Trabajador. Lo cual tiene mucho mérito porque hasta ahora siempre he sido la última en llegar a cualquier periódico, y ya se sabe, los últimos son los primeros a la hora de quedarse a pringar. En este periódico ya llevo un año y siento que éste ha sido mi primer privilegio.

Aún así, ¿quién desconecta de esta profesion? Tengo que preparar dos reportajes y revisar varias noticias para el sábado, porque vamos retrasados, y no hago más que bucear en Internet en mi tiempo libre y escribir en casa, horas que no me van a pagar, pero los periodistas somos así, estamos locos por lo que nos gusta hacer.

La verdad es que era siempre un mal rollo acudir a cubrir las manifestaciones del primero de mayo: las mismas caras del año pasado, lo mismo de siempre, y luego volver al periódico atravesando las calles vacías, sintiéndote la única ridícula que trabaja ese día en la ciudad (aunque no es verdad), e intentar ser original escribiendo un artículo que sacrosantamente te escribes todos los años, y aunque nunca lo haga, dan ganas de tirar de hemeroteca, copiar el texto íntegro del año pasado y no poner ni una coma de más.

Así que estoy contenta, trabajare todo el día pero Marga me ha invitado a cenar en un restaurante en la playa con unos amigos suyos y lo pienso disfrutar a tope. He preguntado por Gabriel, porque le echo de menos, pero Marga me ha dicho que hace dos meses que esta en China rodando un documental de encargo con su equipo. Menos mal que no me permití enamorarme de él, aunque me dice el corazon que Gabriel tiene la madera de algunos hombres que pueden convertirse en el hombre de tu vida.

Para quitarme a Gabriel de la cabeza, me ha dicho Marga que me ponga taconazos, que por lo que se ve entre sus amigos hay varios ejemplares interesantes y casaderos:D Que no estaría de más que por una noche me dejara en casa la timidez y que luciera estas piernas que nunca luzco. Me parece que hoy me dejo llevar por ella…y busco como una loca en el armario los peep-toes que me apañé en el mercadillo, y que siempre miro embelasada. Cuando los encuentro comprendo que hace tiempo que me están esperando. Es como si me dijeran: suerte, Lucía.

Lucía Scoop





2 comentarios:

j.julio

Me ha gustado mucho el estilo del texto, la disposición de tenacidad en la vida, la confesión de que se lleva a cabo un quehacer - como el periodismo - aunque cueste,simplemente porque a uno le gusta. ¡Enhorabuena!

Carmen

Muchas gracias por el comentario! Si, el periodismo es una pasion, te llevas trabajo a casa y te lo llevas encantado de la vida, cuando te gusta algo siempre pruebas formas nuevas de realizarlo, siempre andas pensando en nuevos articulos...Es una forma de vida absolutamente preciosa
Gracias por venir por aqui, es un placer

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails