Buscar

España!

Google celebra el triunfo de España
Marga acaba de llegar de la Manga, aunque mejor dicho, viene de pasar tres días en la costa de los mosquitos, y prueba fehaciente de ello son los estupendos habones que tiene por todo el cuerpo. El primer día se pertrechó de maquineta contra los mosquitos y de Autan y aun así los caballunos insectos hicieron estragos por todo su cuerpo.

Sí, la piscina y la playa eran maravillosas, no digamos el spa, pero nadie le advirtió en un folleto de la presencia de los molestos bichos que como quien dice tienen una reserva natural para ellos, en forma de pinada maravillosa, entre las salinas y la playa, que nadie visita porque a ver quién es el valiente de ir allí si no quiere salir ensartado a picotazos.

Yo aquí he estado muy entretenida trabajando y viendo los partidos de España en la Eurocopa, que han desatado la euforia nacional, y los obreros que pintan la fachada andan comentando que ganaremos la final contra Alemania. Tenemos un vecino que se ve que no piensa lo mismo, porque se ha colocado en la terraza una enorme bandera germana con su mástil y todo, a lo que Paco el del quinto ha contestado colocando la bandera española en el balcón sólo sujeta por unas humildes zapatillas.

Marga no es nada futbolera (y yo lo soy cada cuatro años), así que le he contado el partido contra Italia. Qué manera de sufrir. Que leí en El País que España jugó mal. ¿Cómo que mal? Yo flipé que les aguantáramos todo el partido sin decaer, porque los italianos se las gastan así: les importa un pito jugar bien ni eso de “que gane el mejor”. Hacen el fútbol lo más pedregoso y pesado posible y el que aguanta sus insultos y requiebros, ése gana. Ahí el equipo español ha demostrado mucha madurez.

Recordando el caso de Zidane cuando le dio un cabezazo a un jugador italiano, comentamos que dice Silvia que tampoco hay que ponerse así porque te mienten a la madre, pero Marga apostilla que eso depende de cuantas veces te lo digan.

Sólo tengo que levantar la vista para ver la banderita de marras del insolente vecino teutón.


El domingo nos vemos, chaval. Podemos:D

2 comentarios:

Caronte

¡PUDIMOS!

Carmen

Sí, sí, jeje, qué satisfacción, y la carita de tontos que se les quedó. Me llevo de esta eurocopa muchas emociones, el recuerdo de las mágicas manos de Casillas, los goles de Cesc y Torres. Ha sido magnífico, todos hemos disfrutado mucho. Un beso, Caronte, gracias por venir.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails