Buscar

Ingrid y...se hizo la luz

Vengo viniendo a esta casa de vacaciones desde hace más de quince años y gracias a la tecnología móvil este verano nos hemos conectado a Internet. Un milagro poder disponer de este entorno privilegiado, en medio de la naturaleza, y a la vez poder navegar en la red de redes. Aún lo estoy asumiendo.

Durante este tiempo sin Internet he leído muchos periódicos y para mí el verdadero milagro estival ha sido la liberación de Ingrid Betancourt, que eso sí me ha hecho clic en el cerebro sobre el hecho de que la Historia puede cambiar, y en tan sólo 22 minutos, que todos vivíamos subyugados con ella y su secuestro nos dolía más de lo que se puede suponer. Anda que la iban a soltar si no llegan a ir a por ella. Y han ido a por ella de una manera impecable, sin disparar ni un solo tiro.

No sabía Ingrid cuando fue liberada si retomaría de nuevo su carrera política. Por ahora está en Francia recuperándose y disfrutando de su familia. Tras la euforia inicial que le produjo su liberación, Ingrid es consciente de que está muy cansada y de que necesita retirarse por un tiempo de la primera línea mediática.

Todos estamos agradecidos a Uribe por haber liberado a Betancourt, y como la misma liberada, hay que seguir recordando a los importantes del mundo que muchos siguen presos allá en la selva. Uribe se la ha jugado a fondo, porque la cosa podía haber salido muy mal y haber sido un descrédito total para su figura y haberle supuesto una condena universal. Pero ha sido un milagro, que nos ha maravillado a todos, porque es como si también nos hubieran liberado de un yugo, como si una parte de nosotros hubiera estado con ella todo este tiempo en la selva, porque nuestra libertad democrática, simbolizada en esta mujer, también estaba secuestrada.

Ingrid, al contrario que su familia, que tenían miedo a perderla, soñaba con una intervención militar que la rescatase, aún a riesgo de perder la propia vida, porque, y citando a André Gluksmann, Ingrid siempre prefirió “antes la posibilidad de una salida sangrienta que una vida de perros. No nos dice que cualquier cosa es mejor que la muerte, nos dice que la libertad lo vale todo”.

Descansa, Ingrid. Nadie te pide nada más. Bienvenida y gracias por estar entre nosotros.




Ilustración: Caronte

2 comentarios:

ROSA E OLIVIER

"eres como la noche, callada y constelaDA."...!?...

sALUTO MILLE!

ROSA E OLIVIER

"eres como la noche, callada y constelaDA."...!?...

sALUTO MILLE!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails