Buscar

A la puta calle





Hoy ha estado en casa llorando inconsolable mi amiga Lourdes que trabajaba, hasta ayer!, en un gabinete de comunicación de una importante inmobiliaria. La importante inmobiliaria ha ido cerrando sucursales una tras otra, ya que no se vende nada de nada que lleve ladrillo hoy en día en este país. Está agobiada pensando en cómo va a pagar la hipoteca después de que, además, su novio se largara hace seis meses y con él se llevara, naturalmente, toda su potestad contributiva a la mensualidad del piso.

Marga no ha hecho más que animarla: ey, un añito de paro, tu año sabático, ¿por qué no lo pides todo de golpe y montas tu negocio propio? ¿Por qué no te montas algo con Lucía?

Y me ha hecho recordar la muy…suya mi frágil posición en el periódico, que está bajando las ventas a tope y no sólo por la competencia de Internet, sino porque, como dice mi quiosquera, la gente cuando va apretada económicamente no se quita de comprar el pan, se quita de comprar el periódico. Yo misma he reducido significativamente mis compras en materia de revistas, que me salía por un destacable montante al mes, porque no está el horno para bollos y todos estamos un poco a verlas venir.

La discusión no resultaba baladí, pues sabido es que bordeando los cuarenta, o te lo montas por tu cuenta o hay poco que hacer en el mercado laboral. Lourdes seguía llorando inconsolable gritando: pero tú sabes cuántos periodistas nos vamos a quedar en el paro, todos queriendo montarse la empresa…! Y ha seguido perorando diciendo que de dónde sacábamos los clientes, que la gente no tiene dinero para pagar campañas de comunicación, etc.

Ya íbamos Marga y yo raudas y veloces a sacar el whiskey para sacarla de ese loop negativo, de ese círculo vicioso, cuando ha llegado Silvia más cabreada que una mona (¿qué clase de extraña alineación cósmica hay hoy?) y ha tirado un libro sobre Web 2.0 sobre la mesa diciendo muy tajante: yo jamás escribiré un libro. Y éste no lo voy a leer.

Lourdes, sorbiéndose las lágrimas, le preguntó: por qué? Por qué? Leed la dedicatoria.

Cogí el libro. Ponía “A María, con inmenso agradecimiento, porque este libro no podría haber sido escrito sin su absoluta entrega y dedicación”. Y qué, le dije yo.

¿Pero no te das cuenta?, bramó Silvia, ¿Qué pone en la dedicatoria? A María. ¿Cuántos libros de escritoras conoces con dedicatorias similares a hombres que las han apoyado para escribir un libro? Ahora me doy cuenta que todos los libros que leo los escriben tíos, y se los dedican a tías que dejan la vida por ellos, para que el señor realice su magna obra. Y siguió diciendo que imaginaba a la tal María cocinando, limpiando la casa y pasando los escritos de su amado al ordenador. Que cómo iba a ella a escribir un libro si tenía que cocinar, que trabajar, que atender a su hijo y ninguna de sus parejas se había implicado lo más mínimo en su carrera literaria.

Ahora sí que sí Marga y yo saltamos de un brinco del sofá y nos fuimos a por el whiskey y la cubitera de hielo para animar aquello. Marga insistió e insistió y nos subió la moral: os podéis montar algo paralelo a vuestros trabajos, hacedlo como queráis, que ya miraremos vías de financiación. Que no olvidáramos que si a pesar de todo sigues siendo un fracasado, no olvides divertirte mientras fracasas;D, y que hay que atreverse a explorar el abismo de uno mismo, y seguir luchando por los sueños de uno.

La noche llega y Venus brilla en el horizonte. Lourdes y Silvia se han ido un poco más animadas. Pero sólo un poco.

Pienso que mañana será otro día, y que como Escarlata, mañana lo pensaré.

Lucía Scoop





2 comentarios:

amor y libertad

menos mal que es ficción, y mira, lo de la dedicatoria: hay muchas escritoras y muchas autoras, verdad es que la mentalidad sigue siendo machista en muchas cosas, pero se va avanzando

y ánimo, saldremos adelante todos y todas (ya sé que peco en gramática, es para subrayar el contexto)

besos de fuerza

Carmen

Muchas gracias. Bueno, si, es ficcion, yo soy optimista por naturaleza y si, hay muchas escritoras, pero especialmente en libros tecnologicos hay muy poca presencia femenina. Si, el post es algo negativo pero me inspire en la cancion, tan divertida, de Creo que tengo posibilidades, de No me pises que llevo chanclas. En realidad el post termina con esperanza, porque Marga le abre la puerta a las demas para que luchen por sus proyectos. Y el "mañana lo pensare" de Escarlata es una decision inteligente y lucida cuando uno no sabe como solucionar un problema, uno se levanta y ve las cosas de otra forma.
Muchas gracias por tu comentario, eso, adelante, siempre adelante.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails