Buscar

Nada de esto fue un error





Hoy ha estado aquí Maribel. Esta chica es de una sensualidad desbordante, y además no se da cuenta, lo que la hace aun más sensual. Siempre está sonriendo y haciéndose caracolillos con el pelo suavemente, con sus finos dedos. Siempre pendiente de su barra de cacao para los labios, y de su cepillo, que siempre lleva en el bolso. Se cepilla el pelo constantemente. Marga dice que en la sala de profesores todos se ríen con esa manía de Maribel, pero todos coinciden en que a su compañera le sienta muy bien la coquetería.

Maribel anda tiempo diciéndonos que se siente un fraude en su profesión, y hoy el tema ha vuelto a salir. Marga sabe muy bien de lo que habla Maribel. Sin medios para trabajar, las carencias son obvias al impartir una clase. Maribel se ha desahogado con nosotras:

- ¿Pero tú te crees que se supone que tengo que impartir seis programas de edición de sonido y les voy a explicar uno y gracias? La administración no nos da ni un programa informático original, trabajamos con copias, que dan ganas de escribir a Microsoft y denunciar esta ilegalidad. O sea, que si yo no me bajo el programa, pues no doy clase, ¡te aseguro que dan ganas de tirar la toalla y de dar la asignatura con tiza y pizarra!

Marga le ha dicho que no se exija tanto a sí misma. Que bastante hacen con los medios que tienen y que esa faena de sólo impartir teoría a los alumnos, en una profesión tan práctica como la de técnico de sonido, pues no se hace.

Yo he mirado a Maribel a los ojos y le he dicho: “ No eres un fraude, simplemente te pirras por la perfección”. Y le he hablado de las sorprendentes y recientes declaraciones de los chicos de Coldplay, que aseguran que están esperando el momento en que alguien llegue, baje el telón y les diga: “chicos, todo esto ha sido un error”. Tal es el increíble momento que viven estos magníficos músicos, que aun no se lo creen. No se creen que yo sea una más que crea que son los autores de canciones que se han convertido en himnos del credo musical de mucha gente.

Y Marga, sorprendida con las coincidencias que íbamos desgranando en la interesante conversación, ha intervenido diciendo que Michelle Pfeiffer siempre se ha sorprendido de su propio éxito, que nunca ha estudiado actuación, y que llegaba al set de rodaje y simplemente lo hacia como mejor le salía. Pero que a veces se iba a trabajar con el temor de que alguien llegara y le dijera que no era lo suficientemente buena y que todo había sido un error.

Michelle Pfeiffer

Así que la gente sincera del espectáculo simplemente sabe expresar las dudas que se pueden tener en un momento dado sobre el propio trabajo de uno. Creo que Maribel ha subido hoy su autoestima en muchos enteros. Marga nos ha llevado a su despacho y le ha dicho con franqueza:

- ¿Tú te crees que esta estantería de suelo a techo llena de libros luego no se nota a la hora de dar clase? Lo hacemos lo mejor que podemos, y el que hace lo que puede no esta obligado a más.

Maribel le ha dado un abrazo y nos hemos ido a preparar la cena. Cenando en la terraza, apurando el calorcillo de estos últimos días de octubre, yo las miro una y otra vez y estoy encantada pensando en cómo mis nuevas amigas han entrado en mi vida. De golpe, sin aviso, con total sorpresa. Estoy que no me lo creo.

Lucía Scoop









0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails