Buscar

Espejos





Gracias a este libro, Espejos, he descubierto a Eduardo Galeano, maravilloso escritor, pero siento como si conociera a Galeano desde siempre, como si en realidad él me hubiese descubierto a mí,reconciliándome con muchos de mis pensamientos y enfrentándome a otros. Con sus textos nos busca a todos, a cada uno de los lectores, nos delata ante nosotros mismos: leyendo este libro, una historia casi universal, te sientes como si hubieras estado mirando hacia otro lado todo el tiempo.



Los libros van llegando a las manos de uno como pequeños y grandes tesoros. He terminado de leer Espejos y le agradezco a Eduardo Galeano cada puñetazo de verdad directo a la boca de mi estómago, porque en su historia casi universal aprendo muchas cosas vergonzantes que han hecho los humanos y los imperios: entre otras muchas cosas, ahogar economías locales de todo el mundo, que todavía no se han recuperado del arraso colonial. Para mi solazo, Galeano me transmite con gran literatura estos acontecimientos, para poder conocer la dolorosa verdad a través de la belleza, que hiere, que conmueve, por pulida, auténtica y salvaje, con frases perfectas que encierran una gran historia en pocas palabras, también perfectas, sonoras. A veces me cuesta seguir leyendo, por la dureza de lo narrado, pero el autor despierta en mí desde el principio el hambre de saber y el ansia por inyectarme más belleza a medida que los fragmentos pasan ante mis ojos. Es inevitable, el libro me arrastra como un torbellino desde el principio hasta el final.

Hay que ser muy valiente para escribir un libro así. Para remover tu estómago y tu conciencia, no creo que se salga ileso de algo así. Pero también hay que ser muy valiente para leer este libro. Porque eso es lo que te pide el autor: valentía, para saber, para no ignorar tanto sufrimiento, para dejar de creer en la versión oficial, para dejar de tragarse tantas mentiras. Como dice el autor: cuanta “guerra mentida” nos han contado.

En realidad, simplemente, hay que ser valiente para leer. Hay gente a la que los libros le pesan en las manos, que se sienten cómodos, incluso satisfechos, con su ignorancia, gente que deliberadamente ignora la verdad y son inmunes a la belleza. No quieren saber. Y yo no quiero saber, ni conocer, cómo es la gente que no quiere saber.

Le agradezco al autor que me saque de Europa, el centro del mundo durante demasiado tiempo, y me sumerja en Hispanoamérica, China, África, esas diferentes realidades que tanto me atraen. Este libro me obliga a mirar cara a cara a mi realidad: un mundo injusto donde el primer mundo apoya a dictadores sangrientos, un primer mundo que no lucha como es debido por erradicar sus propias bolsas de pobreza, todo en aras del libre comercio, libre comercio que ahoga las economías locales de los países del Tercer Mundo y que ahora ha salido santificado y reforzado en la reciente reunión del G-20.

Le doy las gracias a Galeano por mostrarme, por redescubrirme, las enormes injusticias cometidas contra las mujeres a lo largo de los tiempos. Sobre todo injusticias contra las mujeres con talento, las que se rebelan, las que no quieren adoptar un papel pasivo en la vida, tan engañoso, tan peligroso. El imperio del hombre blanco, en su voracidad por poseerlo todo, excluye a las féminas, a las diferentes razas y sobre todo no quiere saber nada de los hombres y mujeres pobres que ellos mismos han creado, que son números, daños colaterales, de sus nutridas cuentas.

Y sí, afirma Galeano que escribió este libro “para probar que la humillación no es ningún destino”, y pienso que no está tan claro, como acaba de decir Bush, que no podamos reinventar el sistema. Un sistema que excluye, invade países y comete muchas otras barbaridades más. Que humilla a los desfavorecidos. No está tan claro que tengamos que resignarnos a la violencia y a la pobreza en el mundo, simplemente porque a unos cuantos poderosos les vaya muy bien con el sistema actual.

Dice Aznar que la historia pondrá en su sitio al señor Bush…

No lo dudo, ya lo está haciendo.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails