Buscar

Nicole nos alegra el día





Ya me puedo sentir afortunada porque a esta rueda de prensa sólo nos han invitado a ocho medios y Jorge, mi redactor-jefe, ha decidido que venga yo, diciéndome, y en realidad dándome una orden: ponte guapa. Y eso he hecho. Llevo un precioso vestido azul de Schlesser prestado por Marga, pero no soy yo hoy la que va a acaparar toda la atención.


Hoy los ejecutivos bancarios del Banco Marítimo presentan su nueva web corporativa y a la vez nos informan de lo estupendamente que les va. Aun en tiempos de crisis como éstos, ellos siguen obteniendo beneficios. Después nos demuestran en la comida (en un maravilloso restaurante) que efectivamente les va fantásticamente bien, y que los medios nos merecemos lo mejor. Nicole, aunque es su día libre, se ha pegado a Loli como el pegamento y aquí la tenemos, con un escote que llega al suelo y llamando poderosamente la atención a todos los presentes. Ni loca asisto yo a una rueda de prensa con comida en mi día libre, ni que la comida sea un restaurante igualito al “Al-Mahara”, que está en la planta 300.000 del hotel mega estrellón de lujo Burj Al Arab de Dubai.




Mi día libre es sagrado y consiste en estar desparramada tooodo el día en el sofá.


Marga se vuelve loca con Nicole, porque dice que tiene un estilo kicht. Yo la veo directamente una hortera, con esos salones de plástico color fluor, a juego con las uñas y los labios. Marga siempre se ríe con sus looks: pero si no está mal ponerse hombreras o cinturón de tachuelas jejejeje ¡algunos diseñadores los están reivindicando!. Marga se ríe con los modelos que lleva Nicole pero ella no se los pone, que yo la veo más como Gwyneth Paltrow. Suele vestir a diario, a ver cómo se dice, sí, de casual sport. Hay que ver lo que estoy aprendiendo.


A Nicole la llamamos así porque además de físicamente, se parece cantidad al patrón-tipo Nicole Kidman en Todo por un sueño. Su visión de la realidad es drásticamente distinta a la nuestra, bueno, creemos directamente que no está muy bien de la cabeza. Para ella todo es maravilloso, trabajar en esa cutre tele local le parece la gran oportunidad de su vida, va a trabajar arregladísima todos los días por si ese día tiene que aparecer delante de la cámara, cuando ya sabe que la locutora oficial es Pili, la cuñada del jefe y ya está. O sea, no ve que cobra un sueldo mísero, y que la tele que hacen casi nadie la ve, entre otras cosas porque la frecuencia es ilegal y siempre van de un sitio para otro, y así no hay quien les sintonice y no hay manera de fidelizar a la audiencia.




Loli me suelta con cierta pena:


- Ay, Lucía, no ha habido manera de quitármela de encima.


Nicole ha olido el dinero y nos acompaña felicísima con una minifalda que parece un cinturón: esta chica debería dejar de considerar a Mariah Carey como ejemplo de elegancia en algo, y la verdad es que Loli y yo vemos desde el principio que puede conseguir el objetivo, porque uno de los ejecutivos está prendado con ella…babeando, más bien.


Entre los ejecutivos bancarios no hay ninguna mujer, que sabido es que a las mujeres nos han dejado meter la patita en el poder político, pero ni hablar de meterla en el económico. La pela es la pela.


Me dicen que el pescado es maravilloso y me lo pido, dándome cuenta después horrorizada que hace mucho que comí pescado en un restaurante de lujo en Madrid – al que fui también por motivos de trabajo- y se me olvida completamente en este mismo momento cómo manejar los cubiertos del pescado. El camarero pone los cubiertos a mi lado y yo me los quedo mirando fijamente, como si me fueran a atacar. Le doy un codazo a Loli a ver si me puede ayudar. Pero lo de Loli es peor: nunca se le ha ocurrido pedir pescado en un restaurante de lujo, siempre pide carne y así no se mete en problemas:


- No te apures, Lucía, el director del banco también se ha pedido pescado. Sigue sus manos.


Y eso hago, disimuladamente. El pescado es exquisito. Desgraciadamente, ésta no es una de las comidas en las que se pacta dejar los blocs de notas y las grabadoras para el café. Los ejecutivos no hacen más que soltar información sensible, y de la buena, de las que puedes publicar y marcar una diferencia, desde el aperitivo. Odio esta forma de trabajar. Estoy tan atenta a lo que dicen, apuntando todo a toda prisa, que es que no puedo ni hacer la digestión. Empiezo a percatarme que esto de comer de lujo no es tanto chollo si estás trabajando. Tampoco me puedo exceder con la bebida, lo que me encantaría porque estos buenísimos alimentos merecen ser regados en abundancia. Pero hoy no hay siesta: tanto los ejecutivos como el periódico quieren el artículo publicado mañana, y eso significa estar a las 4 de la tarde sentada en mi ordenador, porque naturalmente, tengo muchas más cosas que hacer. El artículo me llevará un buen par de horas porque llevo un súper grueso dossier de fotocopias de más de 300 páginas para resumir y hay que pasar el lenguaje financiero al lenguaje de la calle, vamos, que hay que lograr que el lector lo entienda. Cosa difícil, porque en una primera lectura no lo entiendo ni yo. Esta bien esto de ser traductora español-español.


Uno de los fotógrafos que ha olvidado una de las Reglas No Escritas del Periodismo: no hagas fotos a la gente que está comiendo,(y eso lo saben muy bien los de prensa de la Casa Real, que siempre les sacan con el plato vacío antes de empezar), le quería echar la foto al señor director del banco comiendo. El tío no se daba ni cuenta porque nos estaba contando varias cosas estupendas, muy desinhibido, ya con el calor de varias cervezas y varias copas del estupendo vino blanco de la comida en el cuerpo, donde dos botellas, recomendación directa del Sumiller, sobresalían. Que Loli y yo miramos en la carta lo que valían: la mitad de nuestro sueldo de un mes. Al final no ha habido foto. Y Nicole y su ejecutivo bancario han desaparecido misteriosamente al final de la comida.

Así que aquí estoy, escribiendo a toda máquina en la Redacción y atiborrándome a cafés. Son las seis de la tarde y, por fin, tengo el alcohol en los talones. Mi redactor-jefe no hace más que dar saltitos alrededor de la pantalla: ¡pero esto está muy bien!

Sí, sí, mañana te lo contaré.

Lucía Scoop

4 comentarios:

Fiorella

Nuy bueno saludos y felicidades.

Carmen

Muchas gracias, Fiorella, siempre es un placer tenerte por aqui. Saludos.

jordan shoes

Very good!

淮安棋牌游戏中心

A long time do not see such a good work, and my mood changed Well, a good start, good BLOG!
Personalized signatures:面对面视频斗地主,面对面视频游戏下载,淮安掼蛋,常州三打一,常州麻将

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails