Buscar

Amenazas





Leo en El País un artículo alucinante sobre las amenazas continuas que recibe una federación de asociaciones de mujeres separadas y divorciadas, amenazas que han subido ahora de tono porque esta asociación ha apoyado públicamente la conducta del profesor Neira. Las amenazas son del tipo “habría que matar a todas las mujeres” y varias barbaridades más. La asociación ha pedido incluso la protección del Ministerio del Interior.

Este artículo me ha hecho darme cuenta que eran ciertas algunas intuiciones que yo tenía: yo me preguntaba por qué siendo tan terrible la violencia de género a nadie le importa el tema en las encuestas. A la gente le importa el paro, la economía, el terrorismo, pero no que compañeras, ciudadanas, mujeres como nosotras, vayan cayendo como moscas ante la impasibilidad social.

Leyendo este artículo abro los ojos definitivamente y comprendo que esas amenazas son la punta del iceberg y que hay una barbaridad de gente que piensa así (de mal).


Vayamos sumando:

- Según los medios, en España hay dos millones de mujeres maltratadas. Los medios aun no han sido valientes para cambiar el lenguaje, algo que me parece vital en este tema. Ya está bien de enfocar el lenguaje en las víctimas. Porque así, sólo hablando de víctimas, no hablamos del problema real, que es que tenemos dos millones de maltratadores y que es ahí donde hay que actuar.

- Cómplices directos tipo A: familia y amigos que ven el problema pero no actúan, incluso apoyan al maltratador (siendo indulgentes, 2 personas por maltratador): cuatro millones.

- Cómplices directos tipo B: algunos jueces que dictan sentencias injustas, algunos policías que desconectan la señal de alarma del aparato de localización del maltratador que incumple la orden de alejamiento y mata a su víctima, algunos asistentes sociales y psicólogos que minusvaloran el problema y luego es demasiado tarde para actuar. Desconozco el total de cómplices tipo B, y quiero confiar desde luego en que también haya buenos profesionales. Pero con tanta sangre, no los veo por ninguna parte.

- Cómplices indirectos: el resto de la sociedad que se queda impasible ante lo que sucede. (Una millonada)

¿Aun me extraña este silencio social, terrorífico, de cómo mínimo seis millones de personas, que lo único que hace es que cada mujer se diga a sí misma: “Virgencita, que me quede como estoy”? Es decir: tener la suerte de no sufrir NUNCA ningún tipo de acoso sexual porque entonces viene lo que yo llamo “las tres violaciones de la mujer”: la física y emocional (la del acto en sí), la jurídica (desprotección absoluta, que ya lo veo en las noticias) y la social: la agresión se convierte en un tabú del que es mejor no hablar, y en esta soledad social la recuperación emocional de la víctima es mucho más lenta y difícil.

Cuando pasó lo de Neira, aquí nos estremecimos todos: un hombre, uno, que decide defender a una mujer maltratada y acaba con un coma profundo en un hospital a causa de la paliza que le propina el maltratador. Y nuestra súper vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega nos hace toda una declaración institucional en televisión (que se agradece mucho porque qué menos que eso) apoyando el comportamiento del señor Neira, un ejemplo para todos nosotros. ¿Pero qué mensaje hemos recibido los mortales de este país? Cuidado con defender a una maltratada, porque te puedes buscar un problema muy serio. ¿Cuántas buenas personas están queriendo dejar de ser cómplices directos de esta salvajada, y no se atreven a dar el paso por el puritito miedo (les aseguro completamente comprensible) de ser molido a palos?

No nos exija, señora vicepresidenta, conductas cívicas y heroicas cuando el sistema social y jurídico actual falla por todos los lados, cuando la gente tiene miedo de actuar porque ve claramente que no hay un suficiente tejido social y jurídico que proteja a las maltratadas ni a sus defensores.

Me gustaría ser invisible y meterme en los entresijos de este gobierno y saber por qué no se le mete mano realmente a este problema, por qué nadie tiene narices para atajarlo de verdad. Esa posible respuesta me sorbe el seso.

Los ciudadanos queremos dejar de tener miedo, sólo estamos esperando a que el Estado se decida a coger de verdad al toro por los cuernos, para que podamos salir a la calle a defender la libertad, ¡sin miedo a perder nuestra integridad física y psíquica en el intento.!

Sólo soy una blogger, pero ahí va ese guante, Señora.




8 comentarios:

Caronte

Qué artículo, absolutamente necesario e inusitado (se leen pocas cosas tan valientes hoy día o como dice un amigo mío, "casi nadie habla claro hoy en día"). Gracias por abrirnos los ojos desde tus atentos ojos, Caronte.

Carmen

Muchas gracias, Caronte. Valentia, si. Esto es lo bueno de tener un blog y jejeje ser yo la maxima jefa, la que plantea al 100% la linea editorial del blog. No se si me dejarian publicar algo asi en un periodico. Quien sabe, aunque critico a los medios ya sabes que me fascinan, che, mi alma de periodista ahi esta, me acompaña, siempre me gustara escribir articulos como este. Caronte: adelante las mujeres, siempre adelante. Un beso

Anónimo

Valiente post. Y necesario. Me alucinó la actitud de la mujer que defendió Neira y aún defendía a su maltratador. ¡Cómo se puede estar tan ciega!
Por otra parte, me pasa lo que a ti respecto a la actitud del Gobierno, ya que el presidente Zapatero es un hombre más firme de lo que pueda parecer. El tema parece complejo. Pensemos que muchas de las mujeres asesinadas no habían puesto denuncia alguna por malos tratos. En otros casos, sí, la negligencia venía por otros factores que tú ta mencionas. Gracias por escribir ese artículo. Espero que mucha gente se dé más cuenta de la gravedad de la situación.
XXX

Carmen

Puede ser cierto que muchas de las asesinadas no hubieran presentado denuncias previas, pero el mal trato previo al asesinato, ¿nadie lo ve?. Ademas, muchas tienen miedo a denunciar precisamente por esa falta de apoyo social y juridico. Y a veces la denuncia es la gota que colma el vaso del maltratador, lo que le empuja a cometer el crimen. Por eso es tan importante el entorno: una mujer maltratada ya no ve que es lo mejor para si misma, en muchos casos. Y hay que ayudarlas.
un abrazo

Chache

Hola Carmen...
En una palabra Excelente. Por desgracia esta lacra parece no acabar nunca y las victimas siguen incrementando. Pero como tu dices no hacemos nada...
Me gustaría si eres tan amable y te apetece, que me dieras tu opinión a mi última entrada llamada "Tormento" es referente a otro tema controvertido: el sentimiento de un padre divorciado.
Gracias Carmen, un admirador.

Carmen

Gracias por el comentario, un saludo

nike shoes

can u leave ur phone number to me???

靖江青儿游戏

I think I need to think in order to fully understand the contents of your description!
Personalized signatures:我爱棋牌

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails