Buscar

Charlotte Brontë





Charlotte Brontë es una de mis escritoras preferidas. Sin participar realmente en las corrientes feministas de la época, creó personajes femeninos fuertes, autónomos y sensibles, llenos de poesía y lirismo, personajes que aún me sorprenden por su modernidad ahora en este siglo XXI, donde todavía muchos ignoran el talento y la capacidad de las mujeres.

Charlotte Brontë




Charlotte Brontë compartió con sus hermanas el deseo de contar y fabular historias. Tanto Charlotte como Emily (autora de la pasional “Cumbres borrascosas”), no así tanto Anne, se hicieron famosas. Sus libros traslucen una pasión interior que no fue sin embargo aprendida del entorno, donde vivieron en Haworth una infancia y adolescencia en la más completa austeridad como hijas de clérigo, donde leer y escribir era la mayor diversión posible. Charlotte, al igual que algunos de sus personajes, trabajó también como institutriz, profesión que era prácticamente la única posibilidad laboral que tenían entonces las mujeres con una cierta educación. Tuvo muchas dificultades en los primeros tiempos en los que empezó a enviar sus textos a las editoriales, ya que era muy difícil publicar siendo mujer en la época, siendo muchas veces duramente criticada por atreverse a escribir. Posteriormente consiguió un éxito clamoroso y polémico con Jane Eyre.



Charlotte Brontë se casó, ya cerca de los cuarenta años, con la condición impuesta por su marido de no volver a escribir jamás. Murió a los dos años de su boda, por enfermedad, pero yo creo que murió de tristeza. Hay una biografía de Lyndall Gordon, Charlotte Brontë. Una vida apasionada Tusquets, (1994) , que tuvo el mérito de revelar en su momento la verdadera personalidad de Charlotte, lejos del mito victoriano que la retrataba como una mujer apocada, tímida y triste.


Recordando el matrimonio desgraciado de Charlotte, no puedo evitar mencionar el hecho de que muchas precursoras feministas de la época abogaron por el celibato como única forma posible de poder escribir, investigar, estudiar, trabajar. Una opción muy respetable, en realidad liberadora, a la que algunas de las feministas de entonces decidieron acogerse, para que su alma no pereciera en el arroyo de las convenciones sociales.



Jane Eyre, publicada en 1847, es una novela precursora del feminismo. Fue un libro polémico en su época, porque la protagonista, a pesar de las circunstancias adversas, es un ser autónomo y libre, con fuertes deseos de desarrollar su intelecto y sensibilidad, plena de creatividad. Cuando descubre que está enamorada, sigue los dictados de su corazón y se declara sincera y apasionadamente al objeto de su amor. Esto, el que la mujer llevara la iniciativa, escandalizó bastante en su momento, pero en realidad lo único que había hecho la protagonista es ser fiel a sí misma, ser ella misma, algo no criticable de ningún modo, en ninguna época.


En realidad, con Jane Eyre, Charlotte Brontë sólo quiso mostrar al mundo cómo era verdaderamente una mujer, rompiendo los prejuicios estereotipados de sumisión y pasividad. El personaje es tan magnífico y su autora tan visionaria, que éste atraviesa los siglos convirtiéndose en un personaje atemporal: una mujer con anhelos y esperanzas propios, una mujer del s.XIX, tan avanzada aún hoy en día, que es toda una mujer del s.XXI.

3 comentarios:

handmade jewelry

hehe

江苏互联星空棋牌游戏中心

Occasionally, you see the written content, very good, I like!
Personalized signatures:金游棋牌,唐人游,游戏茶苑,本地棋牌游戏中心,南通棋牌游戏中心,常州棋牌游戏中心

Carmen

bueno, habrá que acabar con el spam

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails