Buscar

Sobre el placer de escribir





Vencerte a ti mismo
Hace un tiempo leí Zen en el arte de escribir de Ray Bradbury, autor de Fahrenheit 451 y de otros muchos relatos fantásticos. El libro me lo leí despacito, despacito, porque al igual que si te lees “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo” tienes que dejar de fumar inmediatamente, sabía que cuando terminara el libro me pondría a escribir compulsivamente.

Del libro aprendes que tienes que escribir sobre lo que te quema las entrañas, sobre lo que odias y lo que amas. No valen medias tintas. Escribir no es una dura tarea sino un placer que te vuelve loco porque como decía Truman Capote “Dios te da el talento pero al mismo tiempo te da un látigo para fustigarte”. Paralelamente, Bradbury habla de la necesidad de “alimentar” a la musa, leyendo poesía y todo tipo de prosa. El criterio es el mismo que el utilizado para escribir: leer te tiene que emocionar y provocar, ya que nuestra reacción ante el arte no puede ser indiferente.


Para mí, la conclusión más valiosa de todo el libro es que en realidad para escribir no hay que pensar, sino tener una actitud zen como menciona el título: uno tiene una idea sobre algo, una intuición y hay que ponerse a trabajar, sin impaciencia, sin tensión. Así, es muy posible que tras los primeros folios los personajes se te escapen de las manos y comiencen a hacer cosas por sí mismos. Los personajes te sorprenden mucho. A veces me dejan patidifusa. Como decía Bukowski, hay que ponerse a escribir, porque “cabalgarás la vida hasta la risa perfecta: ésa es la única batalla que cuenta”.


Una técnica que siempre me ha funcionado muy bien cuando no me sale un titular o estoy atascada en un párrafo es levantarme y realizar otra actividad, (cuando trabajaba en la redacción de un periódico me iba directamente al baño). Y sorprendentemente el titular perfecto te venía entonces a la cabeza. El titular es para mí lo más difícil de escribir en el periodismo y es un arte de síntesis condensar lo más importante del texto en unas pocas palabras que tienen que estar llenas de significado.


Ésta es una frase que se ha repetido hasta la saciedad pero es cierto que la inspiración llega trabajando. Si trabajas, las ideas se te aparecen de pronto por la calle, en el coche...yo ya me he acostumbrado a llevar siempre conmigo mi libretita de notas. Y me tengo que animar a sacar la cámara más a menudo, porque hay buenas fotos por todas partes. Las ideas aparecen así de un modo fácil y precioso, sin necesidad de buscarlas. Y, claro, no hay que dejarlas escapar.


Hay una anécdota verídica del cineasta David Lynch que me encanta recordar. Resulta que fue al psiquiatra a ver cómo podía dejar de soñar cosas tan espantosas y de tener esas pesadillas que no le dejaban dormir por las noches. El psiquiatra le dijo: puede hacerlo, si sigue la terapia que yo le indico. Entonces Lynch le preguntó qué pasaría si dejaba de soñar esas cosas, que si seguiría haciendo las mismas películas que estaba haciendo hasta ahora, y el médico le contestó que claro que no, que le saldrían otro tipo de películas y Lynch renunció a la terapia.


Hay que darle de comer al gusano porque sino el gusano te come a ti. Como dice Bradbury, si te relajas y no le haces caso a la musa, ésta te sigue por todas partes como si fuera un gatito mimoso.

4 comentarios:

Anónimo

¡Qué acertado es todo lo que dices, Carmen! ¡Cuantas puertas de la creación se pueden abrir con sólo quererlo! Me encanta tu blog. Gracias. Buenos días y buena suerte.
Olga

Carmen

Gracias por tu comentario, Olga. Un placer que vengas por aquí.

Amalia

Hola Carmen, muy cierto lo que cuentas, a mi me pasa también lo de no encontrar una idea y cuando cambio de tarea de repente me viene a la mente, aunque también a veces dejo pasar las ideas y luego se me acumulan, tengo que trabajar más...Gracias por recordármelo y besos.

Carmen

Gracias a ti, has expresado muy bien cómo funciona esto de la creatividad, uno tiene que encontrar acomodo, hay muchas cosas que sirven, cada uno encuentra su técnica, por ejemplo soy una apasionada de las conversaciones de los otros, de la buena música...Un beso y felicidades por tu blog

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails