Buscar

Mi reino por una peluca y un vestido

Veronica Lake


Me encantan los vestidos maravillosos, y las melenas de ensueño. Y de esos sueños fascinantes hechos mujer que aparecen en el celuloide somos fervientes admiradoras muchas de nosotras. Son esas películas donde la estrella aparece deslumbrante en medio de marabús, joyas, vestidos de vicio… donde está maravillosamente maquillada y vestida. Una fotografía clásica de esplendor era esa fotografía en blanco y negro, súper contrastada, donde actrices como Marlene Dietrich, Katherine Hepburn o Veronica Lake, emergían del fondo oscuro del set como luminarias.

El resto de las mortales, que no tenemos tantas ocasiones como ellas de lucir esos vestidos, sí nos sentimos libres de soñar que pertenecemos a un mundo de bambalinas y lentejuelas. Y es que a mí me va un montón la farándula, creo que se me nota. Me fascina por ejemplo la película Cabaret, y sin ser actriz, entiendo que cualquier aspirante a estrella de la época hubiera matado por ese papel y por participar en esos números musicales de tantísima calidad.

Aquellas estrellas de Hollywood me gustaban porque eran un conjunto de cualidades, podían actuar, bailar y cantar, eran inteligentes, rezumaban sentido y glamour, sus personajes tenían significado, se nos aparecían como mujeres excepcionales. Rita Hayworth, interpretando a Gilda, fue una gran mujer encima y detrás del escenario que nos sigue seduciendo a todos a través de los tiempos. El glamour es un canto a la frivolidad con sentido, a la belleza de la forma, un juego, algo, sexy e indefinido, quizás infantil e ingenuo, como la belleza de Marilyn Monroe, que parecía que tenía una luz refulgente dentro. Ambas eran mucho más del glamour que proyectaban, y buscaron otros caminos fuera de ser simplemente símbolos estéticos.

Katharine Hepburn

Katherine Hepburn tenía una belleza muy propia, y era una actriz con mucho que aportar. Era buena en lo que hacía, pero también podía lucir impecable dentro de un traje chaqueta. Las prendas adquirían prestancia en contacto con su piel, posadas sobre la hermosa orografía de sus hombros. Hay otro tipo de estrellas más naïf que también me gusta admirar, aunque no en exceso. No me veo las películas de Ginger Rogers o Esther Williams en Escuela de Sirenas, pero puedo “ensoñarme” un ratito visualizando la falda voladora de Ginger y su melena oxigenada, o el perfecto bañador y pelo recogido de Esther.

Vivien Leigh lo tenía todo, su educación inglesa y su método actoral de libro la convierten en una de las mejores actrices de todas las épocas, y no sólo como Scarlett, aunque haciendo de Escarlata está increíble, también como icono estético, y es una gozada admirar todo ese montón de cambios de vestuario acompañando a una belleza tan perfecta. Sin embargo, si pudiera encarnar a una diva de la ópera con moño italiano, que no estaría nada mal, preferiría encarnar a Juliette Lewis, a pesar de ser un personaje tan defenestrado, en Días Extraños, de Kathryn Bigelow. Una mujer que canta rock es una imagen muy potente, muy buena, y puede ser muy excitante. Muy divertido eso de ponerse las lentejuelas y directamente no peinarse.

La belleza puede estar en muchos detalles, en muchas cosas pequeñas: me parece bella la simplicidad de una perfecta camisa blanca iluminada por un foco de luz dura, y eran también muy bellas las manchas de tierra marrón y ocre en el rostro de Susan Sarandon, en Thelma y Louise. Es significativo y poético ver como a lo largo de la película la protagonista se va desprendiendo de objetos personales, joyas, cinturones…muy buena metáfora visual del camino que está emprendiendo de encontrarse a sí misma. Una vida desnuda muy, muy lejos del glamour, pero una vida elegante sin duda.








2 comentarios:

Lorena G.B

A mí me falta mi otra Hepburn en la entrada :) La pequeña princesa de ojos inmensos y flequillo rebelde.

Bonita entrada ^^

Carmen

Disculpa el retraso, Lorena. Bueno, es que con Audrey pasa como con el Quijote, que parece que es pecado que no te pueda gustar. Y la verdad es que no sé por qué, nunca me ha gustado mucho, me imagino a porque es completamente diferente a mí y no me identifico con ella. Gracias por tus palabras. Hasta pronto.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails