Buscar

Chicken Little





Chicken Little
Me encuentro a mi vecina Silvia en el rellano, de pura casualidad, porque va enloquecida con el trabajo y la vuelta a clase de su niña, y hace un par de semanas que no nos vemos. Esta harta de ver peliculas para niños pero hoy tiene un brillo en la mirada, una alegría, que no acabo de entender.

- Pero, vamos a ver, Silvia, ¿por qué estás tan contenta con el estrés que llevas?
- Mira, la nueva mochila de mi hija.
- Ah, pues muy bien, ¿y por qué es tan importante una mochila?

Silvia me cuenta la historia.

- Hace tres años, cuando Clara empezó el colegio, estábamos emocionadas ella y yo con su estreno en la enseñanza oficial, y en pleno verano compramos una mochila de Chicken Little. La llevó todo el verano a sus espaldas con pasión, soñando con que en esa mochila llevaría sus juguetes y sus cosas al colegio. Pero cuando llegó el principio de curso, las mochilas estaban prohibidas para los niños pequeños. Sólo podían llevar una pequeña bolsa para guardar el bocadillo. Todavía guardo en mi pecho… todavía me duele el susurro ahogado de Clara, un murmullo de lágrimas que no salía de pura valentía, sus palabras antes de despedirse de mí mirándome a los ojos, preguntándome en un solo momento, eso sí más grande que el universo, el por qué de las injusticias… Chicken Little, Chicken Little, decía por lo bajo. Hoy, tres años después, Clara lleva su propia mochila, una mochila de verdad. Hoy es el día más feliz de su vida.
- Presumo que el tuyo también.

Casi ni me responde. Se ríe, me da un abrazo y me coge por los hombros.

- Me voy a forrar libros. Adiós.

Adiós, guapa.

To be continued

Lucía Scoop

La casa de Marga®

2 comentarios:

Anónimo

A mí también me ha hecho feliz saber que tres años después Clara cumplió su sueño. Caronte.

Carmen

Sí, el sueño de Clara es uno de los más hermosos... besos Caronte;D

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails