Buscar

El mar no está tan lejos






- ¿Te gusta este vestido?
- No mucho. Creo que sería mucho más bonito en otro color. Aunque para salir en plan informal no está mal.

Amelia se adelantó hacia la dependienta y le preguntó si no tenían el mismo vestido en otro tono.

- Pues no. Es el único que nos queda.

Salieron a la calle.

- Vaya. Hoy no es mi día de suerte. Cuando te gusta algo no tienes dinero y cuando lo tienes no te gusta nada.
- No desesperes, mujer. Vamos a tomar algo y luego seguimos.

Entraron en el Café de los Artistas. No había ninguna mesa libre y no les agradaba la idea de tomarse las cervezas en la barra, así que decidieron esperar un rato. En cada mesa había unas tres o cuatro personas, menos en una.

- Oye, ¿has visto aquel chico de allí? El que está al lado de la farola.
- Sí.
- ¿Verdad que es guapísimo?
- Sí, sí que lo es. Tiene pinta de intelectual.
- ¿Por qué no le decimos si nos podemos sentar con él? Está solo. No creo que le importe, a no ser que esté esperando a alguien.

Amelia se dirigió a la mesa y le hizo la oferta al desconocido. Gloria vio que él sonreía y asentía, así que se acercó también, aunque sentía un ataque de timidez furibundo que casi la hacía enrojecer. Amelia empezó a entablar conversación. Gloria se sentía turbada y sólo escuchaba, pero el tal Pablo en cuestión resultó ser una persona bastante normal y simpática, así que se incorporó a la tertulia.

- Yo soy de un pueblo de Almería, que está al lado del mar. ¿Vosotras sois de aquí, de Madrid?

Las dos asintieron.

- Pues yo echo mucho de menos el mar y cuando no puedo con la nostalgia me voy al Palacio de Oriente.
- ¿Al Palacio de Oriente?
- Sí. ¿Os habéis fijado en la barandilla que da al Parque del Oeste? Los días de niebla, desde lejos, parece que el mar esté ahí, bajo un gran acantilado. Si cierras los ojos y hueles el olor de la niebla parece que estés oliendo el mar.
- Qué bonito. Pues hoy está semi nublado, igual hay niebla en el Palacio de Oriente. Podíamos ir luego dando un paseo, ¿qué te parece, Gloria? A mí me encantaría ver el efecto.
- No sé. Miguel y los niños me estarán esperando y si tardamos mucho...
- Por que un día el egoistón de tu marido se las tenga que apañar sin ti no se va a hundir el mundo. Que le haga él la comida a los niños.

Mientras se dirigían al Palacio, Pablo les iba contando que tras muchos sinsabores por fin había conseguido sacarse la cátedra en Bellas Artes pero que estaba pensando concursar a Barcelona por que allí por lo menos había mar. Gloria pensó que Pablo era demasiado interesante. "Y aquí está, la tonta de mi amiga, pensando que ha conocido al hombre de su vida. Un artista, vaya por dios. Si están todos como una cabra".

- ¡Ya hemos llegado, qué bien! Hay niebla. Vamos a verlo, Gloria.

A medida que se acercaban a la barandilla, pudieron constatar lo hermoso que era aquello. Efectivamente, parecía que el mar estaba allí. Estuvieron así, apoyados en la barandilla, un buen rato. Ellas mirando al Parque del Oeste y él con los ojos cerrados.

- Bueno, yo me tengo que ir. De verdad, Amelia, que Miguel me mata hoy.
- No os vayáis. Lo siento, he estado aquí demasiado tiempo.
- ¿Has estado aquí demasiado tiempo? ¿Qué quieres decir?

Pablo se tumbó lentamente sobre la barandilla, sonreía sin llegar a abrir a los ojos.

-¡Amelia, apártate de ese loco!

El grito de Gloria fue la única melodía que acompañó la caída de Pablo.

- Corre, Amelia, corre. Vámonos de aquí. Por favor.
- ¡No, no! Quiero verlo. Mírale. Sonríe. Es feliz. Está en el mar.
- Tú estás loca. Vámonos.

Unos meses después

- ¿Sabes, Amelia? No oí ningún golpe cuando Pablo chocó contra el suelo, yo oí algo como más etéreo, como más...
- ¿Acuoso? Yo lo oí perfectamente. Era un zambullido.

2 comentarios:

escritores negros

Hola:

Hemos visitado tu página y pensamos que podría ser interesante intercambiar banners o enlaces con la nuestra.

Si estás de acuerdo, puedes visitarnos en Escritores Negros (http://escritoresnegros.blogspot.com) o ponerte en contacto con nosotros en escritoresnegros@gmail.com

Un saludo.

Carmen

Ya os he escrito, gracias

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails