Buscar

Nativos digitales





Según los medios los nativos digitales, los jóvenes que nacieron con un ratón en la mano y una consola en la otra, tienen ahora entre 15 y 18 años. A mí, que nací con la televisión en blanco y negro y me conecté por primera vez a Internet a los 24 años, cuando la red de redes comenzaba su andadura en los Estados Unidos, ya me han bautizado estos chicos de la prensa: Soy una inmigrante digital, porque me crié entre libros pero en cuanto pude me agarré a las nuevas tecnologías. En cambio, ellos, los jóvenes, son nativos digitales y dominarán el mundo en el 2018. No está mal pensar que nos quedan nueve años para conservar nuestros puestos de trabajo antes de que estos chicos arrasen con todo :D. Es un decir. Quiero pensar que es un decir.

A estos locos de Internet sólo los enamoras permitiéndoles crear contenidos propios, pero hay que retarles a que sean auténticos creadores de contenidos, no unos simples aficionados al corta-pega de frases de dos líneas. Es responsabilidad de los profesores, de los adultos, guiar a los jóvenes para que puedan dar el salto a la lectura de prensa de calidad y a la gran literatura a través de la red. Sí, son fragmentarios, comunican rápido, con un clic, pero son muy creativos y en el futuro pueden ser magníficos profesionales si se les pilla a tiempo. Una vez pasada la adolescencia estoy segura que el abuso de Twitter y Messenger desciende, una vez pasada esa locura de “tengo cien amigos”, aunque muchos de esos contactos pueden haber sido muy valiosos a nivel personal o profesional.

Escribir un buen post en un blog les obliga a varias cosas: A leer varias fuentes, para documentar la información, a escribir un texto más largo de lo habitual, a retarse a sí mismos para comunicar digitalmente mejor sus ideas, dominar el uso de vínculos y creación de lenguaje hipermedia, la creación de mensajes multimedia, un mundo apasionante que obliga a los alumnos a volver a los libros. Es lo que no hay que perder nunca, la capacidad de leer, hay que saber crear sinergias entre el mundo tecnológico y el de papel. Los dos son imprescindibles y complementarios. Imprimir, por ejemplo, es básico en el trabajo de investigación de Michael Blomqvist y Lisbeth Salander, siempre funcionan con material impreso, que cuelgan en la pared. A veces, una cosa tan sencilla como tener algo delante de ti te da la clave de todo de tu trabajo. Es tan fácil como levantar la vista del ordenador.

Los nativos digitales van a ser la generación tecnológicamente más preparada que ha habido en nuestro país. Es nuestra responsabilidad que haya una base filosófica a todo esto, que descubran al creador de enorme potencial que llevan dentro, un creador que se multiplica a sí mismo ante el uso óptimo de las nuevas tecnologías. Hay que acompañar a los jóvenes en este proceso. Sí, todo está ahí, pero no sólo sofisticados chats virtuales (en los que como eres tan chulo te fabricas objetos 3D en la Sand Box, por ejemplo), pero también están Kafka, y Capote, y Bradbury, y Shakespeare, y un verdadero tecnólogo debería leer a los intelectuales que están opinando sobre el increíble cambio que está viviendo la juventud actual, algo que preconiza cambios asombrosos, incluso la muerte de la televisión. Todo tendrá que reinventarse de nuevo en un tiempo bastante cercano.

Es misión de los adultos que estos jóvenes viajen acompañados del bagaje que supone nuestra herencia cultural, que sepan trabajar en la nube, y que puedan también jugar con un vídeo juego de la Odisea, pero el mensaje profundo de valores que conlleva la obra clásica, y que ha causado un gran impacto cultural a través de la inmortalidad de los tiempos, eso... Eso también te tiene que hacer temblar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails