Buscar

Chica de la tele


Maldita sea. No me ha sonado el despertador, y estoy KO, consecuencia de haberme ayer excedido en mis competencias al cubrir la entrega de premios importantes de la asociación de empresarios, que al igual que en Hollywood, se están dando premios todos los días los unos a los otros. En mi afán por ver si algunos de estos importantes soltaban la lengua a medida que avanzaba la madrugada y las copas iban cayendo, yo también me tomé unas cuantas copas de más en mi celo informativo. También me preocupé en esquivar algunos manos que iban directas al pan, que hay que ver cómo los hombres aman hacer negocios con una copa en la mano y las mujeres amamos los despachos y estar a las nueve en casa para preparar la cena. Además, las nueve es una buena hora para dejar de escuchar ciertas tonterías.

Y quieren la noticia montadita y locutada para ayer, o sea, para el telediario de mediodía. Salto de la cama como alma que lleva el diablo. Peor es lo de Lola, que lleva corrigiendo desde ayer, porque este año sus alumnos se llevan muy bien con la pluma, que ya le digo yo que haga los exámenes tipo test, y aunque la tía se duerme unas siestorras que no veas gracias a su horario matinero, no le tengo ninguna envidia, porque luego le echa más horas que un reloj preparando clases y encima tiene que aguantar esa juventud… Que la cosa educativa está cada vez peor.

Todo por un sueño


Tengo una compañera en el trabajo claramente cortada por el patrón-tipo Nicole Kidman en Todo por un sueño. Su visión de la realidad es drásticamente distinta a la mía. Para ella todo es maravilloso: trabajar en esta cutre tele local le parece la gran oportunidad de su vida, viene a trabajar arregladísima todos los días por si ese día tiene que aparecer delante de la cámara, cuando ya sabe que aquí la locutora oficial es Pili, la mujer del jefe y ya está. O sea, no ve que cobramos un sueldo mísero, y que la tele que hacemos casi nadie la ve, entre otras cosas porque la frecuencia es ilegal y siempre vamos de un sitio para otro, y así no hay quien nos sintonice y no hay manera de fidelizar a la audiencia.

Vaya. Ya está aquí el crítico musical. Increíble, porque sólo son las doce del mediodía, o sea, hoy se ha pegado un madrugón. El tío no hace mal su trabajo pero yo creo que lo hace porque siempre le dan las copas gratis en los conciertos, y porque se levanta unas tías estupendas que se quedan maravilladas con su “maravillosa” profesión, su sapiencia musical y sobre todo con sus contactos, que son los que las cuelan en los camerinos en busca del famoso de turno. Sus crónicas suelen ser muy divertidas y amenas, que es lo que se espera de un periodista de su especialidad: chispa y conocimientos.

Mi jefe no es periodista pero se pirra por salir en las tertulias y por sentar cátedra sobre cualquier tema. Se sorprendería el personal de saber cuanto no-periodista (empresario, constructor) se pirra por tener un medio de comunicación, porque tienen un ego y una cartera enormes. A mi jefe le encanta trabajar horas y horas y alargar el día hasta el infinito. Ya por la noche, terminando el telediario, soñando ya con mi sopita y mi almohada, después de una jornada maratoniana, empiezo con mi particular mantra mental: “Por Dios, que no pase nada, por Dios, que no pase nada”. Bingo: llaman de los bomberos que se ha declarado un incendio en la parte opuesta de la ciudad. Veo la pesadilla claramente: habría que conseguir imágenes, y lo que es peor, declaraciones, y quizás mi jefe quiera un especial para emitirlo a medianoche. No sé si es que me ha notado la cara de asco y las ojeras hasta el suelo, que me ha dicho: tranquila, tranquila, mandamos un cámara y ya te lo curras mañana con textos de agencias.

Cuando llego a casa, me tiro en la cama y recapitulo las andanzas del día: un desayuno de trabajo, una comida con empresarios; todito, todo el día redactando, montando y locutando. Menos mal que no tengo guardia el próximo domingo. Desde la cama veo el flexo encendido de Lola en la cocina. Es madrugada y está preparando clases.


3 comentarios:

Anónimo

I wish not concur on it. I think polite post. Expressly the appellation attracted me to read the unscathed story.

Anónimo

Nice brief and this post helped me alot in my college assignement. Thank you as your information.

Carmen

Thanks to you! I'm glad this information has been useful for you. You know I love writing and it is pleasure to have readers like you. Thanks to both. And, as I'm always saying, thanks for coming.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails