Buscar

Mónica




Paseando por Internet descubro la (maravillosa) web de Mónica Naranjo, artista que siempre me ha interesado y vuelvo a escuchar su música por unos días. Esta chica se me antoja como algo épica y walquiriana y me lanzo a saber más sobre ella.

Según voy leyendo por aquí y por allá, comprendo que Mónica se ha convertido en un icono gay en este país y entiendo también que ella haya puesto toda la carne en el asador en este tipo de público, como por ejemplo con su vídeo Amor y lujo.

Mónica Naranjo es toda una triunfadora en México y ahora pasea por España su Adagio por distintos teatros con la Orquesta Sinfónica de Cine de Madrid, tiene voz de sobra para eso y para mucho más. Pero yo creo que a esta cantante lo que le falta de verdad por conquistar es al público femenino español (a mí me tiene conquistada desde hace tiempo). Tengo la teoría que este mundo está lleno de mujeres aguerridas como ella, auténticas amazonas en un mundo que objetivamente es más hostil para las féminas y que se identifican con sus letras. Sí, ofrece una imagen muy sexual, muy poderosa, siempre he pensado que si esta chica hubiera nacido en los USA, ya podían temblar Lady GaGa o Beyoncé, porque Mónica Naranjo siempre se ha tratado y se trata a sí misma como una diosa, en las fotos, en los vídeos, y eso es tremendamente divertido e inspirador para las demás mujeres. Sí, ofrece a veces una imagen gótica, oscura, pero esas oscuridades siempre han tenido mucho público desde Poe, llegando a la saga actual de vampiros adolescente que triunfa en medio mundo. Veo que como artista, Mónica siempre está dispuesta a superar sus propios límites, y eso es fabuloso para los demás, que lo podemos ver en vivo y en directo.

Algunos piensan que grita demasiado. Pero es que hay veces que hay que gritar. Eso sí, no me pongo su música al volante, he comprobado que esta chica me pone a mil y me hace apretar el acelerador una y otra vez, acto éste, el de apretar el acelerador, que postergo para cuando me decida por la fórmula 1, o similar, que al tiempo, cada vez hay más chicas que conducen:D. Yo me pongo su música en casa, sólo de vez en cuando, porque esta mujer es un chute en vena, una pura y vital exageración que se escora hacia la ópera, y me hace volar. Coincido contigo, Mónica, en lo dicho por la gran y talentosa Mae West que tenía mucha razón: las chicas buenas van al cielo, pero las chicas malas van a todas partes:D






0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails