Buscar

Bravo, Kathryn






La foto de la noche: James Cameron felicita a Kathryn Bigelow por su éxito. Fuente: El País

Kathryn Bigelow ha hecho historia siendo la primera mujer que ha ganado un óscar como mejor directora en toda la historia de la Academia de Hollywood. Increíblemente, En Tierra Hostil ha ganado el óscar también a la mejor película y en esta ocasión, Avatar, de su ex marido James Cameron, se ha ido sin la estatuilla más importante. Es una coincidencia muy especial que además esto se haya producido un ocho de marzo, porque le da un carácter significativo a la hazaña cometida por Bigelow. Ya le pueden estar agradecidas todas las cineastas del mundo, porque esto es como poner una pica en Flandes, al igual que pasó con Jane Campion, cuando ganó la Palma de Oro en Cannes con El Piano, siendo la primera mujer en 61 años en conseguirlo. (Y no ha habido más).

El mundo está lleno de cineastas mujeres esplendorosas, y los casos de Bigelow y Campion no son sino dos muestras de que el cine también se lo pone muy difícil a las mujeres, exactamente igual que en cualquier otro área profesional. El que dice que las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres para realizar su trabajo se equivoca. Cuando yo vea las fotos en los periódicos llenas de mujeres, en cumbres internacionales, en juntas de directivos de bancos, en los consejos de administración de las más importantes empresas, y no sólo presentes en la política de un modo tangencial, o como víctimas de malos tratos, entonces me lo creeré.

Mis mejores deseos para esta noche se han cumplido, porque yo le deseaba el triunfo a la Bigelow de todo corazón. Además, Jeff Bridges se ha llevado el óscar con ese papel de cantante a la deriva salvado en el último instante por el amor de la maravillosa Maggie Gyllenhal, un papel hecho a la medida de Bridges, para que obtuviera el óscar que todos sabíamos tenía que haber obtenido con su interpretación de El Nota en El Gran Lebowski. Me alegro también que una Sandra Bullock absolutamente correcta, sorprendentemente seria, en su papel de madre coraje en The Blind Side se haya llevado la preciada estatuilla, porque esta actriz ha sido una corredora de fondo toda su carrera, ella misma lo ha dicho en su discurso de agradecimiento: “Os he cansado y por fin me lo habéis dado”.

Vi En Tierra Hostil el viernes pasado con un amigo y puedo decir que la atmósfera de la película es agobiante y obsesiva, es un diario del horror, algo que ya se puede apreciar en el trailer. Hubo un momento en que incluso me enfadé un poco con la directora. Me dije: aquí no hay argumento, no hay evolución del personaje, aquí no hay nada. Mi amigo me dio la clave: “Eso es, no hay nada, porque es un día tras otro en medio del horror, un sinsentido, es una denuncia del absurdo de la guerra”.

Touché.

Si alguien está a favor de la guerra, desde luego esta película muestra su verdad más cruda: la verdadera locura de la violencia, que la directora denuncia removiéndote las tripas, apelando directamente a tu conciencia. Esta directora es especialista en poner el dedo sobre la llaga, como ya hizo sobre la realidad virtual en Días Extraños. No es una cineasta fácil, pero sí valiente y compleja. Ella te expone los hechos sin opinar, y esa falta de opinión es lo que te desespera como espectador, porque la cineasta descarga sobre tus hombros la abrumante labor de formarte tu propia visión sobre lo cotidiano de la guerra que se refleja en el filme. Ya con los dos óscars en la mano Kathryn Bigelow dedicó el premio a los que sacrifican sus vidas por los demás. Como simple ciudadana que soy, no creo que sea necesario que nadie vaya a sacrificar la vida por nadie, mucho menos en un conflicto bélico, pero me imagino que la Bigelow no quiere quedar mal con algunos estamentos.

Hoy es 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Algunos se preguntan si celebrar este día tiene algún sentido en el siglo XXI, y yo creo que sí. Hay que seguir llamando la atención sobre el hecho de que las mujeres no disfrutan de una igualdad real en la mayor parte del mundo. Alcemos nuestras copas para desear que en un futuro próximo ellas ocupen las portadas de los periódicos mucho más a menudo, y no aparezcan sólo como víctimas de guerra, o como víctimas de cualquier tipo de explotación, sino como cineastas, políticas, científicas, economistas, ejecutivas. Estoy deseando ver esas fotos. Chin-chin.

Felicidades, chicas. Como dijo Barbra Streisand al entregar el óscar a Bigelow: El tiempo ha llegado.

Gracias y saludos para todos:D






2 comentarios:

Marita

Bravo por Kathryn y bravo por tantas y tantas mujeres que desde el anonimato trabajan incansablemente por un mundo mejor.

Llegué aquí de casualidad y me ha enganchado tu blog...un saludito y sigue así.

Carmen

Marita, bienvenida! Sí, muchas mujeres hacen un trabajo anónimo que debe ser valorado, porque sí, trabajan para construir un mundo mejor. Desde mi blog hago lo posible por hacer visible ese trabajo. Gracias por venir!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails