Buscar

El Palacio de la Justicia

Arco iris

"Edificio grande y laberíntico situado en una ciudad innominada, donde se cita a la gente sin formular cargos concretos contra ellos. Si uno entra en el Palacio de la Justicia y pregunta dónde está el juzgado que le ha enviado la citación, siempre le dirán: al fondo, al fondo. Las puertas son innumerables, y en cada una hay una placa de bronce cuya inscripción, gastada por el tiempo, ya no puede leerse. El que llegue a una de las últimas salas, será atendido por un empleado que le pedirá que se siente y espere su turno. Esperará, prudentemente, cinco o seis días. Después se aburrirá y, en principio, sólo para distraerse, comenzará a ayudar al empleado. Al poco tiempo ya sabrá distinguir los expedientes. Progresará y al cabo de un año, ya sabrá desenvolverse. Hasta que un día un juez lo nombrará su secretario. Muchos años después, notará que todo el mundo lo llama “Señoría”. Le harán firmar papeles y entre esos papeles habrá una sentencia donde se condena a un testigo in absentia. El juez, ahora casi senil, parecerá recordar el nombre del acusado, pero, incapaz de detener la rutina establecida, firmará la sentencia en que figura su nombre."

Marco Denevi, (de ¿El primer cuento de Kafka?) En Falsificaciones, Buenos Aires, 1966.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails