Buscar

Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta.







Buscando en la red información sobre el síndrome de la abeja reina (sí, esas muestras no significativas de mujeres conservadoras que el stablishment deja pasar a algunos puestos de poder, para que frenen el acceso a otras mujeres liberales que podrían dinamitar el barco), redescubro a la política y escritora francesa Olympia de Gouges (1748-1793), autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, que empieza con estas palabras: Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta.

Muy decepcionada por las reglas que imperaban en la época, y recién separada, afirmaba que el matrimonio era una tumba de la confianza y del amor. Olympia de Gouges no se volvió a casar y esto me recuerda el caso de Charlotte Brontë, la genial autora de Jane Eyre, a la que su marido impuso la condición de no escribir para celebrar la boda. A los dos años de la misma, Charlotte murió, de enfermedad, con sólo 40 años, pero estoy segura murió de pena. Olimpia decidió vivir, y dado que la institución del matrimonio del siglo XVIII no reservaba a las mujeres un espacio para escribir y soñar, se entregó en cuerpo y alma a la protección de la infancia y los desfavorecidos, siendo una precursora en esto y en su lucha por la liberación de los esclavos negros, hecho que chocó contra la burguesía imperante, que se había enriquecido con la trata de esclavos. A pesar de ello, y en plena Revolución, ella siguió luchando por los esclavos, y sus obras fueron representadas en la Comédie Française. Pero también denunció los excesos de la Revolución, denunció la posibilidad de una dictadura del terror posterior al levantamiento, como así ocurrió y fue guillotinada. Feminista y revolucionaria, Olimpia decía antes de morir: Si la mujer tiene derecho a subir al cadalso, tiene derecho a subir también a la Tribuna.

Su obra cayó en el olvido, y fue objeto de desprecio y burla a lo largo del s.XIX. Se dudó de la capacidad intelectual de la autora y de sus facultades mentales. Su recuperación histórica comenzó después de la II Guerra Mundial, y surgieron estudios en todo el mundo sobre la gran humanista y activista que fue Olympia de Gouges.


No puedo evitar comparar el caso de Olympia con el de Virginia Woolf, la diosa de la literatura, un punto y aparte. Están la Woolf y luego todos los demás. Un ex conocido, profesor de oposiciones de inglés, me contaba entre risas que para confraternizar con los alumnos, incidía en que la Woolf estaba loca y que era lesbiana. De esto no hace ni diez años. Recuerdo que me enfadó su actitud y me dije a mí misma: Vamos, vamos. Qué mala es la envidia. Todavía estoy impaciente por conocer a alguien que haya leído las obras completas de esta escritora inglesa. ¿Cómo es posible?, yo no puedo, porque cada línea, cada párrafo, me hace levitar. A veces necesito días para comprender sus sentimientos, para comprender que este mundo es en realidad un sinfín de dimensiones distintas. Esta escritora es la poesía del alma, la genialidad literaria, la mejor. Necesitaré 20 vidas para leerla de verdad, para entenderla. ¿O quizás simplemente un verano fantástico en soledad? Brindo por esas 20 vidas, o por ese verano. Brindo por los cuatrocientos años que vivió Orlando.



Por último, el caso de Olimpia de Gouges me lleva al de Hipatía de Alejandría, también ejecutada y difamada, siendo una de las astrónomas más sobresalientes que ha dado la historia de la humanidad. Gracias, Alejandro Amenábar, por hacer una película, Ágora, que es una denuncia de las injusticias, no sólo las históricas, sino también las actuales. Sí, desgraciadamente para muchos, somos muchos los que queremos dinamitar el barco, activistas, escritores, cooperantes, cineastas, políticos de buen pelaje, y seguir trabajando para que el sistema sea más solidario con todas las personas, y realmente se cumpla el principio de igualdad de oportunidades. Como dice un refrán de Honduras, respecto a la gran ilusión de cada uno: Bien vale perder un barco por conocer un puerto.

Gracias, un saludo:D

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails