Buscar

Adolescentes bajo la tormenta





Una chica bajo la lluvia


La nube negra ha tardado dos minutos escasos en cubrir todo el parque y en soltar una manta de agua, tan densa que impide ver con claridad los edificios. Una auténtica tormenta primaveral que inunda estas calles del sur poco acostumbradas al exceso de agua. De repente, todo el mundo corre, apresurado, empujando carros de niños o a los niños mismos, buscando donde guarecerse. Pero la tormenta resulta ser espectacular, una sublime orquesta visual y sonora de rayos y truenos, y hay quien lo disfruta: adolescentes que también corren, juntos, que fingen entre gritos de alegría querer llegar a algún sitio, pero olvidan sus paraguas o los mantienen cerrados, y corren bajo la lluvia en medio de la sorpresa de un aguacero inesperado, mojando sus ropas y sus cuerpos, riendo a carcajadas. De súbito, los ves correr, y te das cuenta que han conectado con algo salvaje que todos anhelamos. Creo que, ahora mismo, son los seres más felices de toda la ciudad.

3 comentarios:

Marita

Este post me hizo recordar cuando más de una vez me ha pillado la lluvia sin paraguas...si es verano es espectacular mojarse.....en invierno poco recomendable...besos

Domi

Que bien lo has descrito Carmen, a mi me sigue pasando algo parecido la Noche de San Juan cuando los bomberos empiezan a mojar al personal al pie de la hoguera. Me aparto porque no me quiero mojar pero algo de mi tira hacia el chorro de agua para sentirla caer en mi cara. Todos los años acabo empapada, ja, ja.

Carmen

Hola, guapas, sí, Marita, en invierno no apetece mucho mojarse, pero en verano es una gozada. Domi! Que te mojas la noche de San Juan? Joer, haz el favor de darme un toque, que me llevo la ropa seca en la mochila!! Sí, es emocionante lo de los bomberos que te mojan la noche del fuego, emocionante. Porfa, porfa, quiero volver a tener 15 años jaja Besos

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails