Buscar

Vergüenza



El Consejo General del Poder Judicial ha decidido suspender a Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional, por presunta prevaricación al haber investigado los crímenes del franquismo. Si esto es lo que dice Javier Marías en su reciente artículo Hay que convivir con eso (¿o no, señor Marías?): vamos a ver, dice él, ¿creemos que ya no hay gente que apoya a Mussolini y Hitler en Italia y Alemania? Como dice este escritor, ¿es que ese sentimiento de apoyo a los dictadores ha desaparecido como arte de magia? Claro que no, lo que pasa es que perdieron, y es políticamente incorrecto apoyar (públicamente) a un perdedor. Dice Javier Marías que aquí, en España, no se ha revisado el franquismo nunca, jamás, en 35 años, porque en realidad, hay mucha gente que lo apoya. Y yo añado que en realidad que aquí lo que pasa es que muchos no quieren que se investigue a sus abuelos asesinos.

Y en estos tiempos convulsos, de sangrienta crisis económica, donde mucha gente vive sin luz en sus pisos hipotecados, situación tan proclive a una crisis política, y grave, no puedo evitar acordarme de la frase de Concha Velasco: A mí lo que me da miedo son las dos Españas, los dos bandos irreconciliables, palabras refrendadas por Le Monde, pero Concha lo dijo antes. Igualito que en los Usa, divididos entre progresistas y conservadores. Y me acuerdo, una y mil veces, de Enrique Vila-Matas, cuando asegura que éste es un país lleno de fachas, y pienso, como él, si no habrá que exiliarse a Nueva York, aunque a mí, por eso del cine, me va más Los Ángeles, donde la cineasta Ione Hernández dice que “en España, si tienes algo que ofrecer te morirás de asco, en Los Ángeles, siempre habrá alguien interesado”.

Conocí a Garzón en una conferencia que dio en mi ciudad. Acababa de firmar el auto de detención contra Pinochet. El público estaba lleno de chilenos emocionados, que sólo querían darle las gracias. Yo le doy las gracias a Garzón por haberlo intentado también en España. Como dice Almodóvar a la gente de derecha: OK, no resuelvan nuestro problema político, pero dennos a nuestros muertos. Porque todos tenemos muertos, y esta herida no se cierra mientras haya gente impune.

Hoy siento vergüenza por las decisiones judiciales de mi país. Qué nos queda si no podemos confiar en la justicia. Qué nos queda. Si algún día gana esa derecha que no quiere que se sepa la verdad, creo que tanto mi blog como yo nos tendremos que exiliar en Las Bahamas, como muy cerca. Muchos no queremos convertirnos en una Yoani Sánchez: Aunque la comunidad internacional te premie por tu trabajo, tu vida está en peligro.

Sólo deseo que no vuelvan los tiempos de mordaza, en los que no podíamos ni hablar, que todos recordamos. ¿Nadie se acuerda? Sí, eran los tiempos que mandaba un tal Aznar, amigo de Bush… ¿Nadie se acuerda?

6 comentarios:

Marita

Siempre dije que no iba a opinar en cuanto a política en internet, porque todos tenemos nuestras ideas y se pueden armar discusiones de nunca acabar....pero en este caso te diré que estoy de acuerdo contigo...que importante es la verdad, la libertad y la justicia en un país para que este pueda vivir en paz y pueda crecer...mientras se pierda el tiempo en buscarle la quinta pata al gato para ocultar lo que grita ante nuestros ojos, este país no funcionará como debiera....besos

Carmen

Mira, Marita, cuánto te agradezco este comentario. Es cierto, el post es arriesgado, de más de 400 posts, es el segundo en que escribo sobre política. Pero hay cosas que braman al cielo, y este tema me pedía posicionarme, exactamente, por la libertad y la justicia, como tú dices, si no, no se puede vivir. No estoy sola, de todos modos. La comunidad internacional está estupefacta. Hay aquí en este país un poso terrible... Y si tienen que venir los comentarios contrarios, que vengan, yo sólo modero el spam y la falta de educación, pero no que alguien me lleve la contraria. Este hombre nos trajo ilusión, ilusión de justicia... espero lo mejor para él en su carrera judicial, donde tenga que tener lugar. Muchos besos

Domi

A mi esta situación me da miedito. Están todos ahí agazapados, escondidos como ratas, pero está claro que con más poder del que pensábamos. Somos la verguenza de la comunidad internacional. Yo aún no me lo puedo creer.

Carmen

Sí que da miedo, la verdad. Los que tengan víctimas del franquismo, deben sentirse totalmente desasistidos. Sí, esa gente tiene mucho poder, lo están demostrando, como dice una amiga, los gobiernos cambian, pero mandar siempre mandan los mismos, los que han tenido el dinero toda la vida. Sólo defienden a los suyos. Y Garzón no es uno de los suyos, por su origen humilde. Ojalá algún día se haga justicia en este país. Eso espero.

Anónimo

que razón teneis aunque no sabemos ni lo que decimos

Carmen

Bueno, eso de que no sabemos lo que decimos... en realidad, nada nuevo. Como comprobarás, el post está documentado con enlaces que te llevarán a artículos en medios de comunicación, en los que personas relevantes expresan su opinión sobre este asunto, muy similar a la nuestra. Nada nuevo bajo el sol.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails