Buscar

La familia Fontaneda







- Pásame ese soneto que esa rima está mal.
- ¿Cómo que está mal? ¿Me vas a decir que Juan Ramón Jiménez ha escrito una rima que está mal?
- Anda, pues creía que era tuyo.
- ¿Me estás diciendo, Amador Fontaneda, oh, padre mío, que no sabes diferenciar al maestro, o sea, Juan Ramón, de este torpe y a veces despreocupado autor de poemas? Si es que no lees mi obra, eso es lo que pasa.
- Pero leo a otros. Y esa rima está mal.
- ¡Papá!
- ¿Acaso tú te metes en mi estudio a ver cómo van mis cuadros? El otro día vendí tres y ni te has enterado.
- Pero, papá, ¿ahora te das cuenta? En esta familia no nos ha interesado nunca jamás lo que hace el otro. ¡Aquí cada uno va a lo suyo!
- Anda, pues igual que los Jolie, los Barrymore y no te digo más Mary Wollstonecraft y compañía… creo que Mary Shelley se piró a los 18 años, si no antes. ¿Y tu hermana? ¿Y tu madre? ¿Dónde están? ¿No hay mujeres en esta casa?
- Están en el cine… Ey, ya están aquí, acabo de oír la puerta…



La hija de 18 años entra emocionada en el salón.

- Oh, papá, tenías razón, West Side Story es maravillosa, oh, sí, quiero ser como Natalie Wood, ya lo he decidido.
- Recuerdo claramente que ayer me dijiste que querías ser como Ada Byron. Te acabo de matricular en matemáticas, no recuerdo que Natalie Wood sobresaliera en matemáticas.
- Oh, bueno, quiero ser una matemática guapa, interesante… y ganar fortunas al póker, como Leo Margets, jaja. Qué, hermano, ¿triunfamos con la poesía o qué? Quiero disfrutar de tus derechos de autor en cuanto palmes, jaja.
- Tú cúrrate lo del póker porque al paso que vamos… Oye, acabo de ver Carrie, ¿la habéis visto? Mamáaaaaaaa, ¿tú la has visto?
- Pues noooooooooooooo - grita la madre desde la cocina.




Padre y hermana cabecean negativamente con la cabeza, porque tampoco la han visto.

- Pues está genial, papá. Qué flipe. Cómo se cabrea la tía. Y con razón.
- Ay, hijo mío, parece que has descubierto el agua tibia, eso está más pasado que el roscón de reyes. El argumento es archiconocido. Vaya novedad.
- Venga va… ¿No es flipante la escena cuando ella aterroriza a todo el mundo desde el escenario? ¡Os lo pongo en el Youtube! Pero… ¿dónde vais? Me perturba… me perturba… que ninguno de vosotros haya visto esa película… estoy yo solo en esto, joder.

El hermano poeta se queda solo en el salón… estrujándose la cabeza para ver qué está mal en esa rima de Juan Ramón Jiménez.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails