Buscar

Femme Fatale (La Casa de Marga)






Marga y yo seguimos con el muy digno objetivo de poder ver a Uma Thurman, objetivo que nos tiene revolucionadas.

La necesidad agudiza el ingenio, así que hago una ronda de llamadas telefónicas y al final consigo hablar con la responsable de colaboraciones de la revista Femme Fatale. La señora es muy amable y le hago la oferta de escribir un artículo sobre Uma, haciendo una mezcla interesante de información con lo que saque de la rueda de prensa y hablando de las últimas películas de Uma, incluyendo ésta en particular. Lo que sea con tal de que me consigan una credencial. La señora me dice que pensaban cubrir esta noticia por agencias, ya que Uma no va dar ninguna entrevista exclusiva a ningún medio, porque la actriz americana se reserva para la promoción. Me dice que no me van a pagar ni un duro, que no se comprometen a nada.

Acepto la oferta: soy una desconocida obrera del periodismo que se puede dar con un canto en los dientes si me publican un artículo en una de las revistas femeninas más prestigiosas de este país. Al final la señora me da vía libre y le digo que voy a ir con una fotógrafa - mi querida Marga, que para eso es profesora de fotografía - y la señora me dice que me envía dos credenciales por mensajero. Hoy termino rápido el trabajo pendiente y me voy a casa tan contenta.

Pero Marga está aún más contenta que yo y me recibe con una sonrisa de oreja a oreja.

- Tía, te ha llegado un sobre de Femme Fatale. Es una de mis revistas preferidas. ¿Qué de bueno has hecho?

Sin decir una palabra, abro el sobre y le enseño a mi amiga las dos credenciales para asistir a la rueda de prensa. Marga coge su credencial con tanto entusiasmo que parece que le hubiera dado un fajo de billetes de quinientos euros y grita:

- ¡Me la voy a poner debajo de la almohada para dormir!

Mañana tenemos la rueda de prensa. Como estoy intentando que no se enteren mis jefes, lo llevo en el mayor de los secretos. Cuando vea a mi compañero de cine le diré que lo he hecho por Marga y ya está. Si publican el artículo, bueno, que se sepa. Que se sepa que tengo aspiraciones y capacidad para publicar en la mejor revista sobre el glamour en España.



Para mi amiga cualquier oportunidad es buena para ver a Uma Thurman. Como ya sabemos las dos, su actriz fetiche está alojada en el Villa Romea, así que decidimos ir directas al hotel para pasar la tarde en una de las cafeterías tomando un té (Marga es forofa del té, sobre todo del verde, que desintoxica). Pero nada, estamos dos horas tomando un té tras otro, ya pensando en irnos y con mi estómago ansioso pidiendo un bocadillo de chorizo ante tanta levedad física y existencial, pero de pronto se arma un gran revuelo y oímos a una recepcionista decirle a otra la frase mágica:

- Uma Thurman ha bajado de su habitación, está en la zona comercial.

Nos dirigimos raudas y veloces hacia la zona de tiendas del hotel y nos damos cuenta enseguida dónde está Uma, porque cuatro tíos como cuatro armarios, con esas espaldas que cualquier mujer se sentiría con la tentación de agarrarse a ellas para no caer, agentes de seguridad, están apostados en la puerta de una tienda de altísimo standing, donde entre otras cosas venden vestidos y complementos de Chanel.

Paso de sacar la cámara, al fin al cabo, no soy fotógrafa, no estoy de servicio, y no quiero que esos cuatro tótems se me echen encima. Cada vez son más los curiosos y Marga no hace más que estirar el cuello a ver si puede ver a Uma a través del escaparate.

- Mírala, ¡es ella!

Por unos segundos vemos la figura de Uma escogiendo varias prendas y dirigiéndose al probador. Así que aquí estamos esperando verla salir cargadita de bolsas cuando, nuestro gozo en un pozo, aparece todo el personal de seguridad del hotel, pero un ejército de gente, y nos hacen circular.

- Tenemos que velar por la intimidad de nuestros clientes, por favor, despejen esta zona.

Vaya.

- No te preocupes, Marga, mañana es el día D. La verás.

Lucía Scoop

(Continuará)

La Casa de Marga

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails