Buscar

Morir soñando



A mí sí que me quedan dos telediarios. Muchos menos que los que le quedaron a Letizia en cuanto se anunció su compromiso oficial con Felipe. Ya me han plantado esta mañana el expediente del ERE encima de todos mis papeles de la mesa del despacho. Se lo resumo muy específico: A la puta calle. Casualidad que estaba escribiendo una noticia sobre el aumento del desempleo en España. He llamado a mi realizador inmediatamente. Está sustituyendo estas vacaciones a mi jefe, pero también se va a la calle.

- ¿Cuánto tiempo nos queda en antena, Paco?
- Un día, dos, no lo sé, Berta.

Ya lo saben ustedes: todo está cambiando. Usaba habitualmente RNE5 para informarme. Ya no. Los hombres grises ya están allí.

En fin, yo ya lo sé, que me ha llegado la guadaña, pues en este telediario me he puesto las botas redactando las noticias. Porque sí, usted lo que ve es una locutora, pero yo soy periodista y desde las ocho de la mañana estoy leyendo y redactando noticias, y el telediario se ensaya varias veces, vaya que sí.

Pero aquí, al 24 horas, ellos todavía no han llegado con la motosierra, se murmura que es una cuestión de horas… Así que, para lo que me queda en el convento, me cago dentro.

Oye a Paco en su oído izquierdo.

- Estamos dentro, Berta.
- Buenas noches. Como dicen los de El Jueves, “el país no traga”. Así que aprovechen estas últimas noticias de verdad. Por ejemplo, la relativa a que el ministro Montoro tiene tres pisos en Madrid y sin embargo cobra 1800 euros al mes por dietas. Estará usted harto de verlo en las redes sociales, pero esta noche se lo explico yo, o sea, Berta Marivent. A su salud.

Paco ordena “dentro vídeo“, intenta estar tranquilo, pero aún así empieza a notar que un sudor nervioso le recorre el cuello. Y sabe que están los dos en el mismo equipo y le dice a Berta:

- Vamos allá, guapa, nuestra consigna, ¿cuál es?

Y se dicen por el micrófono mientras se leen los labios el uno al otro en la distancia.

- Mecagüen sus muertos.

Berta habla de las protestas en toda España contra los recortes, y de miles de asuntos de corrupción en el que están pringados muchos de sus jefes, y gerifaltes y caciques de toda la región.

- Berta, tienes que despedirte, va a venir Seguridad. Suelta un párrafo más y terminemos con esto.
- Por último decirles, señores míos, que el ERE de esta empresa audiovisual nos demuestra a todos que da igual los esfuerzos que realicen por su trabajo en sus vidas cotidianas. Da igual que yo le haya metido a esto 12 horas diarias y que como muchas redactoras tuviera que ir esquivando manos ejecutivas ansiosas de culo. Aquí me he dejado los cuernos, en esta pantomima de televisión autonómica donde los redactores no hemos podido ni trabajar, por estar recibiendo constantemente consignas y presiones políticas desde arriba. Espero encontrar un lugar mejor, no sé dónde, pero el mundo es muy grande. Queda todo dicho. Adiós. Buenas noches.

Seguridad entra en el plató. Berta se quita el micrófono tranquilamente y les acompaña. A lo lejos ve, entre las sombras de detrás de los focos, cómo también se llevan a su compañero Paco.

NEGRO. Publicidad.

© Kirill Kedrinski - Fotolia.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails