Buscar

Uma Thurman llega a la ciudad (La Casa de Marga)





A veces la vida da golpes de suerte inesperados que te ayudan a salir del hoyo emocional en el que te encuentras. He visto a Marga pasarlo realmente mal estos últimos días, pero a la vez trabajando consigo misma para tratar de sentirse mejor.

Algo va a pasar que levantará el ánimo de mi mejor amiga, y es el poder ver, o acercarse un poco, a una de sus actrices preferidas. Estoy en el trabajo y todo son cotilleos entre nosotros: Uma Thurman va a venir a rodar una película a los estudios de cine más famosos de la ciudad, en la que Uma interpretará a una diosa del amor. Se rumorea que va a ser la película en la que la actriz aparecerá más sexy. La película trata sobre la relación amorosa de una niña rica americana con un pintor español y la cosa promete.

Marga ama a la Thurman y en cuanto llego a casa se lo digo. Mi amiga salta como un cohete.

- ¡No me lo digas! ¡Quiero verla! ¿Me colarás en la rueda de prensa? Dios, ¿Dónde se va a alojar? ¿Con qué productora viene?
- Ey, para. Lo primero, a la rueda de prensa irá nuestro colaborador de cine. Uma se alojará en el Villa Romea y viene con Malasia Films. Tranquila, la verás. Ya se nos ocurrirá algo.
- Quiero verla, la adoro, es mi mujer ideal, siempre he querido ser como ella.

Está encantada de saber que Uma, por fin, lucirá maravillosos vestidos en la película, porque ya sabemos que a Marga le encanta la moda, más si tiene que ver con el cine. Siempre se fija cómo le sientan los vestidos a una estrella determinada y se sabe de memoria los vestidos de Escarlata en Lo que el viento se llevó.




Mi compañera de piso se va corriendo al ordenador para localizar el e-mail y el teléfono de Malasia Films, a ver si se puede colar en el rodaje.

Después de comer, me voy al trabajo. A lo largo del día vamos recibiendo faxes que concretan más detalles de la estancia de Uma en España, como que ya ha solicitado un tratamiento completo de talasoterapia en el hotel más chic de la ciudad. Uma es adicta a la talasoterapia y seguro que esta información le va a interesar mucho a mi amiga.

Marga me llama al trabajo y me cuenta que lleva todo el día escribiendo a la productora, diciéndoles que está dispuesta a barrer, a traer cafés, con tal de estar cerca de Uma. Pero ni flores, que no le contestan. Así que, terca ella, ya está pasando a un ataque mucho más directo y da la vara a la productora encargada de traer a Uma por teléfono. No ha conseguido hablar con un mandamás, sólo con una secretaria que repite mecánicamente: “Ahora mismo no tenemos ningún puesto disponible para el rodaje y no es previsible que lancemos ninguna oferta”.

Cuando termino de hablar con mi amiga veo que aparece nuestro colaborador de cine, y sin más, le suelto a bocajarro:

- Tengo que hablar contigo, es importante. Vamos a la cafetería.

En Redacción no tenemos cafetería y utilizamos la cafetería contigua situada en la calle para hablar con un compañero o para hacerle una entrevista a alguien.

- Tienes que dejarme ir a la rueda de prensa de Uma Thurman.
- Las llevas claras: estoy loco por esa mujer.
- Mira, mi compañera de piso la admira muchísimo.
- Ni hablar, olvídalo. Sólo dan una credencial y ésa es para mí.

No me queda más remedio que ponerme a maquinar cómo podemos lograr Marga y yo asistir a la rueda de prensa que han organizado los estudios de cine en honor a la actriz americana. Al final veo la luz y decido ofrecer un trabajo free-lance a las principales revistas femeninas, a ver si cuela.

Lucía Scoop

(Continuará)

La Casa de Marga

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails